27 de agosto de 2008

Volver a casa dos días antes de reincorporarse al trabajo reduce el nivel de estrés posvacional, según un experto

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Volver al hogar dos días antes de reincorporarse al trabajo para intentar adaptar el "reloj biológico" al horario laboral es "la mejor manera de evitar los síntomas del síndrome posvacacional", según el profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles.

Los primeros días es recomendable realizar "trabajos de poca intensidad y nunca intentar poner todo el trabajo al día después de un mes fuera", informó el experto del CEU. No obstante, "no todo es negativo, pues al volver a trabajar nos encontramos con los compañeros y establecemos nuevos proyectos laborales", explicó.

Los síntomas físicos de este síndrome son "el cansancio, la fatiga, la falta de apetito, dolores musculares, dolores de cabeza y molestias en el estómago", mientras que los síntomas psicológicos son de "tristeza, irritabilidad, falta de concentración y una gran falta de interés por el trabajo", señaló este experto.

El síndrome del estrés posvacacional "afecta al 35 por ciento de las personas trabajadoras de 45 años", según el profesor Miralles, aunque los síntomas suelen desaparecer en un máximo de diez días. "Si tras ese periodo de tiempo la persona se sigue sintiendo mal, debería ir a un especialista, pues podría ser que padeciera una depresión encubierta, aunque esto es algo que no sucede casi nunca", aseguró.