30 de noviembre de 2017

Vivir en una "zona de guerra", vinculado con dar a luz a bebés con bajo peso al nacer

Vivir en una "zona de guerra", vinculado con dar a luz a bebés con bajo peso al nacer
REUTERS / OMAR SANADIKI

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las futuras mamás que viven en zonas de guerra/zonas de conflicto armado corren un mayor riesgo de dar a luz a bebés con bajo peso al nacer, según concluye una revisión de la evidencia disponible publicada en la revista digital 'BMJ Global Health'. Pero la evidencia de cualquier impacto en la tasa de otras complicaciones del embarazo está menos clara.

Las personas que viven en zonas de guerra están bajo constante amenaza de ataque, lo que tiene un efecto perjudicial en su salud mental y física. Sus alimentos y suministros de agua a menudo se ven afectados y la provisión de servicios de salud está restringida, lo que puede afectar a la salud de las mujeres embarazadas, dicen los investigadores.

Para explorar más a fondo, el equipo de investigación buscó estudios sobre el impacto de la guerra en el embarazo y encontró 13 investigaciones relevantes, que datan de 1990 y que involucraron a más de 1 millón de mujeres de 12 países que habían experimentado conflictos armados, incluyendo Bosnia, Israel, Libia e Irak.

El análisis de los datos mostró que las futuras mamás que viven en zonas de guerra/zonas de conflicto armado presentaban mayor riesgo de dar a luz a bebés con bajo peso. Pero había menos pruebas que sugirieran un impacto en las tasas de aborto espontáneo, muerte fetal y nacimiento prematuro y pocos estudios analizaron otros resultados, como los defectos de nacimiento.

Los científicos apuntan algunas advertencias: los nueve estudios que analizaron el impacto potencial de la guerra en el peso al nacer tenían algunos defectos de diseño. Además, cinco no tuvieron en cuenta factores potencialmente influyentes, o proporcionaron solo datos limitados sobre la exposición al conflicto, aunque esto puede reflejar las dificultades de recopilar datos en áreas devastadas por la guerra, sugieren los autores.

Ninguno de los estudios definió el significado de guerra o conflicto armado, por lo que es difícil diferenciar entre el impacto a corto y largo plazo de varios aspectos de la guerra, agregan los autores, científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Warwick, en Coventry, Reino Unido. Sin embargo, la evidencia más convincente sugiere que las tasas de bajo peso al nacer aumentan entre las mujeres que viven en zonas de guerra/zonas de conflicto, lo que --a su juicio-- importa.

MAYOR RIESGO DE MALA SALUD Y MUERTE

"Las implicaciones a largo plazo para la salud del bajo peso al nacer son significativas, porque las personas corren un mayor riesgo de [mala salud y muerte], y requerirán un mayor cuidado médico a lo largo de sus vidas", enfatizan. A la luz de sus hallazgos, piden a los profesionales de la salud que vigilen con más cuidado a las mujeres embarazadas que viven en zonas de guerra, aunque reconocen las dificultades de hacerlo en estos sitios.

Pero dicen: "Esto solo será posible si las partes beligerantes se comprometen a seguir la Convención de Ginebra, se abstienen de atacar instalaciones y trabajadores de la salud y cuentan con los recursos adecuados. Hasta que esto suceda, las mujeres y sus bebés tendrán un riesgo continuo de resultados adversos durante el embarazo". Y es igual de importante que los médicos de países no afectados por el conflicto armado vigilen cuidadosamente a las mujeres embarazadas que han sido desplazadas por la guerra, plantean estos expertos.