6 de septiembre de 2020

Los 5 virus más conocidos que pueden dar lugar a cáncer

Los 5 virus más conocidos que pueden dar lugar a cáncer
Papilloma Virus. HPV - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ILEXX - ARCHIVO

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Existe relación entre los virus y el cáncer y es que los conocidos como 'virus oncogénicos' favorecen el desarrollo de esta patología en los pacientes. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se calcula que aproximadamente un 15-20% de los tumores están relacionados con la infección por estos virus oncogénicos.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos recuerda en este sentido que ciertos gérmenes infecciosos, incluso virus, bacterias, y parásitos pueden causar cáncer o aumentar el riesgo de que éste tenga lugar en el paciente.

En concreto, remarca que algunos virus pueden interrumpir las señales que controlan normalmente el crecimiento y la proliferación de las células; al mismo tiempo que señala que también podría ocurrir que algunas infecciones debilitasen el sistema inmunitario, lo que hace que el cuerpo tenga menos capacidad para combatir otras infecciones que causan el cáncer. "Y algunos virus, bacterias, y parásitos causan también inflamación crónica que puede conducir al cáncer", señala la entidad.

Según advierte, la mayor parte de los virus que están relacionados con un mayor riesgo de cáncer pueden pasarse de una persona a otra por la sangre, o bien por otros fluidos del cuerpo, por lo que la prevención es fundamental en estos casos: "Se puede hacer que disminuya el riesgo de infecciones al vacunarse, al no tener relaciones sexuales sin protección, y al no compartir agujas".

Para poder entender mejor esta relación entre los virus y el cáncer, en una entrevista con Infosalus, la doctora Isabel Echavarría, secretaria científica de la SEOM, parte de la idea de que la proliferación celular descontrolada es una de las características principales del cáncer.

En condiciones normales, dice que esta proliferación está controlada por mecanismos muy precisos, que impiden un crecimiento y proliferación desmesurados. "Aunque cada virus ejerce su efecto protumoral de diferentes formas, se ha visto que los virus oncogénicos utilizan estrategias comunes que alteran el control de la proliferación celular", advierte la también oncóloga médico del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

De hecho, señala que hay múltiples factores implicados, genéticos y epigenéticos, por los que los virus oncogénicos y la célula huésped entran en contacto, y se induce esa transformación hacia una célula tumoral.

Además, comenta que los virus pueden promover un microambiente inflamatorio y alterar la repuesta inmunitaria, facilitando así la evasión del sistema inmune, otro "mecanismo clave" para el control antitumoral.

Así con todo, la doctora Echavarría aporta un listado de los 5 virus más conocidos relacionados con el cáncer:

1.- Virus Epstein Barr (VEB): Implicado en alrededor del 40% de linfoma de Hodgkin, en más del 95% del linfoma Burkitt endémico, así como alrededor del 10% de carcinoma gástrico, del carcinoma nasofaríngeo tipo I y II, del Sarcoma Kaposi, y en otros linfomas.

Desde el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos añaden que el VEB es un tipo de virus de herpes, que causa la mononucleosis, así como algunos tipos de linfoma y de cánceres de nariz y de garganta. Se transmite más comúnmente por contacto con la saliva, como por besos, o al compartir cepillos de dientes o vasos para beber. Puede transmitirse también por contacto sexual, por transfusiones de sangre, y por trasplante de órganos. La infección del virus de Epstein-Barr dura toda la vida. Más de 90 % de la gente en el mundo se infectarán con este virus durante su vida, pero la mayoría no presentarán síntomas. No hay una vacuna para proteger contra la infección por el VEB, y no hay un tratamiento específico para la infección por este virus.

2.- Virus Hepatitis B: Implicado en alrededor del 50% de los cánceres de hígado o hepatocarcinomas.

3.- HTLV-1: Responsable de más del 99% de leucemias célula T en adulto.

4.- Virus papiloma humano (VPH): Responsable de más del 95% de casos de carcinoma de cérvix, y del 70% de casos de carcinoma orofaríngeo, y carcinoma anogenital.

Desde el Instituto Nacional del Cáncer estadounidense recuerdan aquí que las infecciones con los tipos de alto riesgo de los VPH causan casi todos los cánceres de cuello uterino, así como la mayor parte de los cánceres de ano y muchos cánceres orofaríngeos, de vagina, de vulva, y de pene. Los VPH de alto riesgo se transmiten fácilmente por contacto sexual directo, incluyendo vaginal, oral y anal, según agrega, al tiempo que recuerda que se han formulado varias vacunas que protegen de la infección por los tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres asociados con los VPH.

5.- Virus Hepatitis C (con los tratamientos curativos; esta cifra será diferente y más reducida con el tiempo): Responsable del 25% carcinoma hepatocelular, y del Linfoma no Hodgkin célula B.

Por otro lado, aunque menos conocidos, la secretaria científica de la SEOM apunta que también son considerados virus oncogénicos:

6.- Virus herpes asociado a sarcoma de Kaposi: >99% sarcoma de Kaposi, >99% primary effusion lymphoma

7.- Poliomavirus célula Merkel: 80% carcinomas de células de Merkel.

¿SE PUEDEN PREVENIR ESTE TIPO DE CÁNCERES?

Con todo ello, la oncóloga médico asegura que la primera forma de prevenir estos cánceres es la prevención de la infección. En el caso del virus del papiloma humano y de la hepatitis B, sostiene que ésta se puede lograr mediante la vacunación. Por otro lado, y una vez esté presente la infección, en el caso del VPH, los programas de cribado de patología cervical uterina permiten la detección de lesiones malignas causadas por VPH y su eliminación, así como una vigilancia más estrecha, pudiendo evitarse así el desarrollo de cáncer de cérvix.

En el caso del virus de la hepatitis C la experta indica que se ha desarrollado un tratamiento altamente eficaz, con un alto porcentaje de pacientes que logran la erradicación del virus. "Al eliminar la carga viral, finaliza el proceso de inflamación crónica inducido por el virus, y se ha objetivado una reducción en el desarrollo de hepatocarcinomas y reducción de la mortalidad", agrega Isabel Echavarría.

En última instancia, la especialista del Hospital Gregorio Marañón de Madrid advierte de que también hay bacterias que pueden producir cáncer, como el caso de la 'Helicobacter Pylori', que se relaciona con el desarrollo del cáncer gástrico y de linfomas asociados a la mucosa gástrica (linfomas MALT).

"El Helicobacter Pylori promueve una inflamación crónica gástrica que puede iniciar el desarrollo tumoral. La proteína cytotoxin-associated gene A (CagA) se libera a las células epiteliales gástricas actuando como una proteína oncogénica alterando funciones de la célula huésped", sentencia la portavoz de la SEOM.

Para leer más