3 de agosto de 2015

En verano se deben extremar la precauciones para prevenir infecciones alimentarias

En verano se deben extremar la precauciones para prevenir infecciones alimentarias
FLICKR/GREENCOLANDER

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha recordado este sábado a la ciudadanía en un comunicado la necesidad de extremar en verano los hábitos de higiene y de manipulado de alimentos para prevenir infecciones alimentarias, ya que el calor favorece el crecimiento de bacterias si los alimentos no están bien conservados.

Así, aconsejan comprobar el etiquetado y mirar las fechas de consumo, condiciones de conservación y utilización. También es preciso separar los alimentos crudos de aquellos ya cocinados y listos para comer, y evitar el contacto entre ellos.

Además, hay que usar diferentes superficies, como tablas de cortar, y distintos utensilios, como cucharones de cocina y cuchillos, para preparar los alimentos crudos, y éstos se deben conservar en recipientes distintos de los productos cocinados.

Además, hay que usar aguas tratadas (cloradas), evitando aguas de pozo o manantial de los que no se tenga constancia de su potabilidad.

COCCIÓN ADECUADA.

Una de las principales medidas de prevención para comer seguro es la cocción adecuada de los alimentos, y que ésta alcance como mínimo los 65 grados centígrados. En el caso de las carnes, hay que cerciorarse de que el calor llega correctamente al interior de la pieza.

Con respecto a la preparación del pescado marinado o crudo (como boquerones), se debe congelar previamente durante al menos dos días y en un frigorífico de al menos tres estrellas para evitar posibles infecciones por la presencia de anisakis (parásito presente en muchos pescados).

Salud Pública recuerda a los consumidores que los establecimientos de restauración (bares, restaurantes..) deben mantener los alimentos ya preparados y adecuadamente protegidos en refrigeración o congelación, bien en las cámaras frigoríficas o en vitrinas expositoras, tal y como estable la legislación vigente.

BROTES ALIMENTARIOS

La Red de Vigilancia Epidemiológica de la Comunidad de Madrid registró en 2014 un total de 80 brotes de origen alimentario, que afectaron a 867 personas y un tercio de las infecciones se produjeron en el hogar.

La bacteria Salmonella fue la causante de las infecciones en 28 de los brotes, y con alimentos elaborados con huevo, pescados, y carnes.

La Dirección General de Salud Pública advierte de que las principales causas que generan infecciones son el consumo de alimentos crudos o insuficientemente cocinados y la conservación inadecuada una vez que se cocina.