25 de julio de 2014

El verano, un buen momento para cuidar nuestros dientes

El verano, un buen momento para cuidar nuestros dientes
GETTY

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Está comprobado que en verano, debido a las vacaciones, la gente descuida los hábitos de higiene de sus dientes. Por ello el odontólogo experto en Ortodoncia y Estética Dental, el doctor Iván Malagón asegura que "precisamente, en vacaciones, por tener más tiempo libre deberíamos aprovechar para hacer una puesta a punto de nuestra salud, incluyendo la de nuestros dientes. Es una época excelente para cumplir con nuestra cita anual con el dentista, la nuestra y la de nuestros hijos".

   Para ello, este experto ha elaborado una serie de recomendaciones para lucir una bonita sonrisa:

   1. No descuides tus hábitos de higiene ya que las altas temperaturas favorecen la proliferación de los microorganismos en la boca. Además que el contacto con el cloro de las piscinas daña las encías y hace que la boca acumule más sarro.

   2. Aprovecha las vacaciones de verano para hacer una visita al dentista. Esta es una buena oportunidad para que los pequeños de la familia vean con naturalidad las revisiones periódicas del dentista.

   3. Aunque el sol ayuda a fijar el calcio a los huesos, las actividades de verano hacen que sean más propensos los traumatismos en los dientes. Debido a esto, el doctor Malagón recuerda que es imprescindible acudir rápidamente al dentista en las dos primeras horas, especialmente si se trata de un diente o una muela para así minimizar los daños y si es posible, recuperar el diente.

   4. La hidratación, un factor imprescindible. El calor favorece a la deshidratación, por lo que la falta de agua en nuestro organismo reduce la producción de saliva, perdiendo la boca su acción protectora. Para combatir esto es fundamental beber agua aunque no se tenga sed. Sin embargo, hay que evitar el consumo de refrescos, zumos azucarados y bebidas carbonatas, así como los aperitivos industriales porque favorecen las caries y la erosión del esmalte de los dientes.

   5. Evita la sensibilidad dental reduciendo el consumo de helados y bebidas excesivamente frías pues esta reacción nos avisa de que la boca está sufriendo por estos contrastes.

   6. Las frutas y las hortalizas en verano son perfectas para una dieta equilibrada pues aportan una gran cantidad de antioxidantes al organismo.