16 de enero de 2019

El veneno de un murciélago podría servir para crear nuevos tratamientos médicos

El veneno de un murciélago podría servir para crear nuevos tratamientos médicos
BRYAN FRY

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un equipo internacional liderado por la Universidad de Queensland (Astralia) ha encontrado una nueva clase de péptidos reguladores de la presión arterial en el veneno de un murciélago común ('Diphylla ecaudata'), lo que podría servir para crear nuevos tratamientos para una "amplia variedad" de problemas médicos graves como, por ejemplo, la insuficiencia cardiaca, hipertensión o enfermedades renales.

"Los péptidos son formas mutadas del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP), utilizado por nuestros cuerpos para relajar los vasos sanguíneos. Los péptidos de los murciélagos son inusualmente selectivos en su modo de acción, lo que los hace incluso más útiles terapéuticamente que el CGRP, ya que tienen menos efectos secundarios", han dicho los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista 'Toxins'.

Esto, prosiguen, podría potencialmente ayudar a los médicos en el tratamiento de una variedad de trastornos que presentan una mayor presión en los vasos sanguíneos pequeños, o podrían mejorar el flujo de sangre a tejidos dañados o trasplantados, como los injertos de piel.

"Este descubrimiento es otro ejemplo de por qué es tan importante proteger ampliamente a la naturaleza, ya que no podemos predecir de dónde vendrá el próximo gran descubrimiento de fármacos de origen biológico. Los animales venenosos de todo el mundo están bajo amenaza, incluso más que la mayoría de las otras especies amenazadas o en peligro de extinción, debido a la persecución deliberada provocada por el miedo o la incomprensión", han argumentado los investigadores.

No obstante, los expertos han tenido que paralizar su investigación debido a las actividades delictivas que estaban ocurriendo en las zonas mexicanas donde habitan los murciélagos venenosos. "Tendremos que encontrar nuevos sitios de campo en los que sea seguro trabajar, y una vez que lo hagamos, estaremos en el buen camino para encontrar nuevas variaciones de péptidos y posibles medicamentos milagrosos, ayudando a mejorar y salvar vidas", han zanjado.

Para leer más