4 de febrero de 2009

Varias CCAA ponen en marcha una prueba piloto de cribado de cáncer de colon que evitará casi el 35% de los nuevos casos

En el futuro existirán tratamientos capaces de controlar el cáncer, según un experto

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

varias comunidades españolas han puesto en marcha un programa piloto de cribado para el cáncer de colon que podría evitar entre el 30 y el 35 por ciento de los nuevos casos, según explicó hoy el jefe de Oncología del Hospital Clínico San Carlos y coordinador del 'XI Simposio de Revisiones en Cáncer', el profesor Eduardo Díaz-Rubio.

El cáncer de colón es hoy en día la primera causa de cáncer en la población española, si se suman conjuntamente hombres y mujeres, y, "lo más importante", según advirtió, es que "se puede prevenir". "Todo cáncer de colon ha tenido una oportunidad previa, quizá de entre 5 y 7 años, de haber identificado un pólipo benigno, eliminarlo y haber evitado el cáncer", añadió.

Esta enfermedad, además de evitarse siguiendo unos hábitos de vida saludables, puede ser detectada y evitada por tanto entre los 5 y 10 años antes de desarrollarse la enfermedad maligna. Es precisamente su tardío desarrollo el que convierte a este tumor en el candidato perfecto a desarrollar nuevas técnicas de cribado, como la que se está poniendo en marcha en diferentes comunidades españolas con el respaldo del Ministerio de Sanidad y Consumo y diversas sociedades médicas.

Esta técnica, que podría ofertarse próximamente en todo el territorio nacional, consiste en detectar en las heces hemorragias ocultas mediante un test inmunológico que revela "solamente" la hemoglobina humana, y estaría recomendado a toda la población a partir de 55 años, lo que significaría que "se podrían detectar un porcentaje muy alto" de los pacientes asintomáticos que desarrollarán la enfermedad.

Actualmente, el cáncer de colon se detecta mediante cribados oportunistas y a través de una colonoscopia, una técnica limitada sólo a una población definida y que conlleva ciertos inconvenientes: es necesario que el pacientes este sedado, tres días de preparación especifica del colon y tiene efectos secundarios.

"Haciendo este test, si sale negativo el paciente se olvida, pero si sale positivo se recomienda hacer la colonoscopia", advirtió. Por tanto, este programa piloto puede ser el "camino" para limitar las colonoscopias a los casos claros de enfermedad.

A su juicio, precisamente entre los retos que se van a encontrar los expertos en los próximos años se encuentra desarrollar nuevos cribados que "sean aceptados por la población en general, sencillos, sin efectos secundarios y que sean rentables".

En este sentido, explicó que es el caso de cribados como el de cáncer de mama, "que se oferta al 100 por cien de las mujeres a partir de los 45 años", y el de cáncer de cervix, "que ha convertido este cáncer en un problema menor en cuanto a su mortalidad". "Estos casos son un ejemplo de cómo se puede diagnosticar tempranamente" y conseguir tratamientos "precoces", "económicos", y "disminuir la mortalidad".

MEDICINA PREDICTIVA

En su opinión la oncología debe tender hacia una medicina predictiva molecular, "que diga qué personas tienen mayores posibilidades de desarrollar un cáncer" y "cuales de las que tiene cáncer van a morir de la enfermedad". De este modo, Díaz-Rubio explicó que "uno de los problemas es que hoy por hoy no sabemos distinguir las células dormidas de las que se van a despertar en un momento determinado".

Así, indicó que todos los esfuerzos deben ir dirigidos a conocer mejor las células tumorales, a cómo se producen la metástasis, qué genes interactúan en dicho proceso, cuándo se inicia la angiogénesis, etc., que, a juicio, "será la única manera de predecir mejor el cáncer y tener fármacos para actuar sobre ellos".

No obstante, señaló que "hoy en día del cáncer se conoce mucho", aunque, en su opinión, "no se trata de conocer más sobre el cáncer sino de hacer una medicina aplicada con los conocimientos que existen". Ya que el objetivo final es conseguir que se convierta en una enfermedad crónica, "un camino que ya está iniciándose y que será un cuestión de tiempo".

"De aquí a unos años vamos a conseguir fármacos espectaculares. El cáncer es consustancial al ser humano, no va a desaparecer pero vamos a ser capaces de controlarlo", añadió. Y para ello se debe de realizar equipos multidisciplinares; promover la investigación trasnacional; y desarrollar un mayor número de unidades de excelencia en investigación y los circuitos que optimicen los tratamientos a estos pacientes.

Asimismo, explicó que es necesario definir los tratamientos que deben desarrollarse en la estrategia de eliminación del cáncer, y, en ella, debe tratar de conocerse mejor qué pacientes son los que realmente se van a beneficiar de cada tratamiento, de modo que "se produzca un tratamiento más justo y eficiente".

Por otra parte, dejó claro que España se encuentra a la cabeza del tratamiento del cáncer, ya que "la oncología médica está muy desarrollada y tiene un nivel extraordinario, que está consiguiendo, conjuntamente con la cirugía y la radioterapia, mejorar los resultados de supervivencia a los 5 años".

Además, señaló que España se encuentra entre los países líderes en Europa, "lo que es fundamental para seguir a la cabeza en la utilización de nuevos fármacos"; y esto se produce a pesar de que la comunidades autónomas "no han sido capaces" de poner en marcha la Estrategia Nacional en Cáncer del Sistema Nacional de Salud.