7 de agosto de 2015

La variaciones del ADN muestran el linaje genético humano

La variaciones del ADN muestran el linaje genético humano
CNAG

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un equipo internacional de científicos ha analizado las variaciones en el número de copias de 236 genomas individuales de 125 poblaciones humanas y ha descubierto que dichas variaciones revelan el linaje genético humano.

La variación en el número de copias (CNV, por sus siglas en inglés) refleja la diferencia estructural entre distintos genomas cuando se duplican o eliminan grandes fragmentos de ADN. Además, estos cambios pueden afectar a varios genes o a regiones claves en el ADN de los humanos.

En este sentido, los investigadores, cuyo trabajo ha sido publicado en 'Science' y recogido por la plataforma Sinc, han estudiado los cambios en el número de copias de los genes en los bloques de ADN producidos por duplicación o eliminación y como difieren entre las poblaciones de todo el mundo.

A través de este análisis, han identificado patrones del linaje genético humano, además de comprobar si se mantienen o se han suprimido en el hombre moderno rasgos de los genomas de algunos homínidos. En concreto, han encontrado que algunas poblaciones de Oceanía conservan en su genoma una "gran duplicación muy compleja" que se originó en el arcaico homínido de Denisova.

LOS AFRICANOS SON LOS QUE TIENEN SECUENCIAS GENÓMICAS MÁS ANCESTRALES

Esta duplicación procedente del hombre de Denisova llegó hasta los pobladores del continente insular a través de, tal y como han argumentado los expertos, una introgresión genética --movimiento de genes de una especie a otra a consecuencia de un proceso de hibridación interespecífica-- en los pueblos papúes.

Sin embargo, son los habitantes africanos los que exhiben secuencias genómicas más ancestrales en comparación con el resto de poblaciones, quienes han experimentado "más cuellos de botella". Esta homogeneización de estas poblaciones también provocó una menor pérdida de fragmentos de ADN.

Precisamente, los procesos de pérdida de ADN, también conocidos como deleción genética, han resultado más dañinos o perjudiciales a lo largo de la evolución.

Otro de los hallazgos que sugieren los resultados del trabajo es que las eliminaciones del ADN reflejan en mayor medida el proceso de selección. Por su parte, las duplicaciones resultan mejor para las estructuras específicas de la población.