25 de septiembre de 2009

UGT exige a la Comunidad de Madrid el acceso a la píldora del día después en la red sanitaria sin restricciones

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Secretaría de Políticas Sociales de UGT Madrid y el Departamento de la Juventud de UGT Madrid reclamaron hoy a la Comunidad de Madrid que garantice y facilite el tratamiento de anticoncepción de emergencia a las jóvenes de la Comunidad de manera gratuita, así como la puesta en marcha de campañas de prevención para evitar tener que recurrir a la anticoncepción de emergencia.

UGT considera "imprescindible que se informe de manera científica y rigurosa y no dogmática sobre los métodos anticonceptivos que se deben utilizar y que garantice la adquisición de los mismos de manera gratuita".

Asimismo, el sindicato indicó en un comunicado que "las restricciones actualmente existentes impiden a los jóvenes de la Comunidad de Madrid acceder a los métodos anticonceptivos tradicionales, teniendo en muchas ocasiones que recurrir a métodos de baja fiabilidad".

Además, UGT denunció que actualmente, "en Madrid no se garantiza la anticoncepción de emergencia en las urgencias Hospitalarias y centros de salud públicos" y que hay "horarios restrictivos que están poco o nada adaptados a las necesidades de la juventud madrileña que precisa de estos servicios".

"Son muchas las ocasiones en que se remite a quien acude a urgencias demandando la anticoncepción de emergencia a servicios de planificación que se ofrecen solamente entre semana, lo que puede acarrear que se superen las 72 horas establecidas para este tratamiento", indicaron desde el sindicato.

Desde UGT Madrid, criticaron que "los pocos centros de atención a los que actualmente puede acudir un joven, pertenecen a los ayuntamientos, y en cualquier caso son escasos y muchos de ellos atienden solo hasta las 14 horas del viernes y no prestan servicio los fines de semana".

"La adquisición de la anticoncepción de emergencia, o píldora del día después se convierte en una misión imposible para las jóvenes de la región, que cuentan con 72 horas para adquirir la misma desde que fallan las medidas de anticoncepción, que más del 80 por ciento de los y las jóvenes madrileños utiliza en sus relaciones sexuales, por lo que los argumentos esgrimidos desde el Gobierno regional, que acusan a los jóvenes de utilizar esta anticoncepción de emergencia como un método anticonceptivo más, no son ciertas", defendió UGT.

Así, aseguró que el Ejecutivo regional "no debe esgrimir la objeción de conciencia como excusa para no garantizar este servicio a la juventud madrileña, ya que el uso indebido de estos métodos se combate con la educación y la prevención, y no con las restricciones y trabas".

Finalmente, UGT reclamó que se realice un esfuerzo mayor de información y sensibilización a usuarios, especialmente en los centros educativos y a los profesionales de la sanidad