14 de junio de 2019

Uganda, sin casos de ébola tras la repatriación a RDC de los familiares de las dos víctimas

Las autoridades están a la espera de conocer el resultado del análisis de tres casos sospechosos

Uganda, sin casos de ébola tras la repatriación a RDC de los familiares de las dos víctimas
JOHN WESSELS / MSF - ARCHIVO

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Uganda ya no cuenta con casos confirmados de ébola tras las dos muertes registradas en los dos últimos días y la repatriación a la vecina República Democrática del Congo (RDC) de los parientes de las mismas, entre los que figura un menor que se ha confirmado que también ha sido contagiado con el virus, según ha informado este jueves el Ministerio de Salud ugandés.

Varios miembros de una misma familia llegaron al país durante el fin de semana desde RDC, tras abandonar un centro de tratamiento contra el ébola en Beni. Las autoridades congoleñas advirtieron inmediatamente a las ugandesas y el grupo fue localizado en Bwera.

Un niño de 5 años fue confirmado como el primer caso de ébola en Uganda el martes, falleciendo horas más tarde. Ya el miércoles, las autoridades informaron de que su abuela de 50 años y su hermano de 3 también estaban contagiados. Según el Ministerio, la mujer falleció ayer por la tarde y será enterrada de forma segura en un cementerio público del distrito de Kasese.

En cuanto al resto de parientes, el Ministerio de Salud ugandés acordó en una reunión de coordinación mantenida la víspera con sus homólogos congoleños su posible repatriación a RDC, habida cuenta de que allí pueden tener "acceso a medicinas para tratamiento terapéutico" y "recibir apoyo de su familia", ya que hay otros seis familiares que quedaron atrás, cinco de los cuales se ha confirmado que también tienen ébola.

Así las cosas, el Ministerio ha anunciado que un equipo congoleño ha procedido a repatriar con éxito esta mañana a cinco personas: la madre del niño, su hermano de 3 años --caso confirmado de ébola--, su hermana de 6 meses y a la criada, todos ellos de nacionalidad congoleña, mientras que el padre, de nacionalidad ugandesa, también ha accedido a volver con ellos.

El Ministerio de Salud congoleño ha confirmado la llegada de los cinco familiares y ha precisado que quienes estén enfermos "podrán beneficiarse del tratamiento contra el ébola con las nuevas moléculas terapéuticas que no están aún disponibles en Uganda".

TRES CASOS SOSPECHOSOS, EN OBSERVACIÓN

"En estos momentos, no hay ningún caso confirmado de ébola en Uganda", ha asegurado el Ministerio de Salud, que sin embargo ha indicado que hay tres casos sospechosos no relacionados con el primer caso confirmado a los que se mantiene en aislamiento en la unidad de tratamiento contra el ébola del hospital de Bwera. "Sus muestras han sido enviadas al Instituto de Investigación de Virus de Uganda (UVRI) y los resultados están pendientes", ha añadido.

Por otra parte, el Ministerio ha informado de que en el encuentro mantenido ayer con los responsables congoleños se acordó reforzar la vigilancia en los pasos fronterizos entre los dos países y que en los pasos no oficiales estén apostados tanto efectivos ugandeses como congoleños. Además, se comprometieron a compartir cualquier información sobre algo inusual.

El Gobierno ugandés tiene previsto iniciar este viernes una campaña de vacunación que afectará a los contactos de los casos confirmados, así como al personal sanitario y de otro tipo que está en la primera línea de la respuesta frente al ébola.

Por otra parte, el Ministerio ha llamado a la población a "mantenerse vigilante y a notificar cualquier caso sospechoso a la instalación de salud más cercana" o llamar a una línea de teléfono específica.

Su titular, Jane Ruth Aceng, ha animado a los ciudadanos a través de Twitter a que atiendan las medidas de prevención, como evitar el contacto directo con los fluidos de cualquier persona que se sospeche que pueda tener ébola o esté infectada y que siempre laven sus manos con agua y jabón.

El brote de ébola, que comenzó el pasado 1 de agosto en el este de RDC, afecta a las provincias de Kivu Norte e Ituri. Hasta el momento, según el Ministerio de Salud congoleño, se han contabilizado 2.071 casos --1.977 de ellos confirmados-- y se han registrado 1.396 muertos.

LA OMS DICE QUE POR AHORA NO HAY EXPANSIÓN

Por otra parte, el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, ha sostenido que por el momento no hay constancia de contagio entre personas en Uganda.

"El virus se expande entre redes sociales y familiares. Identificar esas redes sociales y garantizar que tanto los contactos como los contactos de esos contactos están vacunados es una estrategia altamente efectiva", ha dicho, en una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters.

Asimismo, ha expresado su deseo de que Uganda apruebe el uso de un medicamento experimental que sería enviado al país "en los próximos días", al tiempo que ha recalcado que "no ha habido una reacción de pánico" por el momento.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció el miércoles que el comité de emergencia del organismo se reunirá el viernes con el fin de determinar si el brote de ébola en RDC constituye una "emergencia para la salud pública de carácter internacional".

"Hay que destacar que, si bien la enfermedad ha cruzado la frontera, no hay casos documentados de transmisión local. La exposición de estas personas (al ébola) tuvo lugar en RDC)", ha destacado Ryan.

Por último, ha ensalzado que "el sistema de preparación (en Uganda) ha funcionado hasta ahora extremadamente bien, lo que es una prueba del trabajo que ha sido llevado a cabo".

Contador

Lo más leído