17 de noviembre de 2014

Tratan con éxito mediante diálisis los problemas renales de un paciente con el ébola

MADRID, 17 Nov. (INFOSALUS) -

Un grupo de médicos ha logrado aplicar con éxito el tratamiento de reemplazo renal en un paciente con virus de ébola que, gracias a la terapia, ha recuperado su función renal. Su protocolo se presenta en la Semana del Riñón 2014 de la Sociedad Americana de Nefrología que se celebra en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, y se publica en la edición digital de 'Journal of the American Society of Nephrology' y en el próximo número en papel de la misma revista.

En los pacientes con el virus del ébola, se presenta con frecuencia lesión renal aguda pero, hasta ahora, se ha pensado que tratar a estos enfermos con hemodiálisis podía ser demasiado arriesgado porque implica el uso de grandes agujas o catéteres y la posibilidad de entrar en contacto con la sangre altamente infecciosa de los afectados.

El informe de Michael Connor y Harold Franch, de la Escuela Universitaria de Medicina de Emory, Atlanta, Estados Unidos, y sus colegas detalla las medidas que tomaron los médicos para maximizar la seguridad y minimizar el riesgo de transmisión secundaria del virus Ébola, como máximos cuidados con los equipos empleados y los protocolos seguidos por el personal clínico.

Ninguno de los empleados desarrolló la enfermedad de virus del ébola después de un periodo de observación de 21 días y no hay material genético del virus ébola detectable en los fluidos de desecho de diálisis del paciente. En vista de su éxito, el equipo ha propuesto un conjunto de guías de práctica clínica para la terapia de reemplazo renal aguda en la enfermedad del virus del ébola.

"En nuestra opinión, este informe confirma que con el entrenamiento adecuado, la preparación y la adhesión a los protocolos de seguridad, se pueden proporcionar terapias de reemplazo renal de forma segura y deben considerarse una opción viable para proporcionar atención de apoyo avanzada en pacientes con ébola", destaca Connor. "La diálisis no es una sentencia de muerte para los pacientes que sufren la enfermedad del virus de ábola y la recuperación de la función renal es posible", celebra Franch.