4 de agosto de 2015

Trabajar en verano tiene beneficios: favorece la capacidad de innovar

Trabajar en verano tiene beneficios: favorece la capacidad de innovar
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

No irse de vacaciones y quedarse en trabajando durante los meses de verano no es algo tan negativo tal y como apunta la coach y profesora del máster de dirección y gestión de recursos humanos, Gina Aran que ha apostillado que "el buen clima, más tranquilidad en el lugar de trabajo y menos interrupciones favorecen nuestra capacidad para innovar".

El consultor de estudios de economía de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), Jaume Martí también continúa en esta línea positivista ya que considera que el trabajo en verano tiene un clima con más tranquilidad y menos interrupciones, lo que genera poder estar más relajado.

Aran incide en que si se tiene un buen ambiente y se siguen una serie de pautas, se puede trabajar de mejor manera durante estos meses. Recalca que la temperatura y la ventilación son unos factores muy importantes para evitar situaciones de agobio; comer ligero y beber líquidos de forma constante ayudan a sentirse más liviano; además hay que pensar en las ventajas que supone como menos tránsito y más tranquilidad.

A su juicio, es el momento perfecto del año para combinar trabajo y ocio, poder hacer escapadas el fin de semana y realizar actividades por las tarde, así como terminar los trabajos que queden pendientes y planificar correctamente el resto del año. Asimismo, al estar en un clima mucho más relajado, es un buen momento para los trabajos que requieran un alto grado de concentración.

Otra de las ventajas es el tiempo del que se dispone para innovar en la organización y planificación de temas relacionados con la empresa y aprovechando el buen tiempo. La especialista recuerda que se está más abierto y con más ganas de renovación, así como de cambio de nuestro espacio de trabajo, para que todo lo viejo e innecesario no pare las nuevas ideas con el desorden.

Los expertos señalan a que el retorno de los compañeros al trabajo puede ser un choque y hay que afrontarlo de manera relajada y con paciencia. "Es un cambio en el clima de trabajo pero hay que recordar que nuestro trabajo está al día y tenemos un guion estructurado y una buena previsión para los próximos meses", ha señalado Aran.

Martí ha apuntado a que "los recién llegados volverán al trabajo con una percepción negativa de regreso a la rutina y al trabajo". Además, como los ritmos de incorporación son lentos se debe ser tolerante con el rendimiento de los demás. Aran recomienda hacer una reunión de equipo para "reengancharse" y repetirla otra vez en un par de semanas.

A pesar de todo esto, es muy recomendable tomar vacaciones aunque no sean en época estival. El experto ha apuntado a que "es necesario una parada suficientemente larga para poder desconectar, es decir, más de 3 o 4 días". De la misma manera, Gina Aran recomienda unas vacaciones antes de la Navidad y señala los meses de septiembre y octubre como los idóneos.