17 de agosto de 2015

Trabajar mucho puede ser un problema para quedarse embarazada

   NUEVA YORK, 17 Ago. (Reuters/EP) -

   Investigadores de la Harvard T.H. Chan School of Public Health en Boston (Estados Unidos) han descubierto que las mujeres que trabajan más de 40 horas semanales o a menudo tienen que cargar con mucho peso tienen más problemas para quedarse embarazadas, según los resultados publicados en la revista 'Occupational and Environmental Medicine'.

   PROBABILIDADES DE EMBARAZO

   En concreto, un seguimiento a 1.739 enfermeras que estaban buscando ser madres reveló que el 16 por ciento no logró su objetivo después de 12 meses intentándolo, y un 5 por ciento seguía sin conseguirlo dos años más tarde. Y al analizar su jornada laboral, vieron que trabajar más de 40 horas a la semana reducía en un 20 por ciento las probabilidades de quedarse embarazada, en comparación con quienes trabajaban entre 21 y 40 horas semanales.

   Asimismo, levantar de forma habitual al menos 25 libras (unos 11 kilos) de peso también se relacionó con un retraso de la maternidad, hasta de un 50 por ciento.

   "Nuestros resultados muestran como el trabajo pesado, tanto en términos de esfuerzo físico como de una mayor jornada laboral, parece tener un impacto negativo en las posibilidades de las enfermeras de quedarse embarazadas", ha destacado Audrey Gaskins, autora de la investigación.

   La mayoría de las parejas suelen tardar entre tres y seis meses en lograr el embarazo siempre que no tengan un problema de salud, recuerda esta experta, que apunta que hay otros factores ya conocidos que pueden condicionar la concepción, como la edad, el consumo de tabaco o el alcohol.

   En este caso, Gaskins y su equipo querían analizar cómo influye la carga laboral y, para ello, revisaron los datos de un estudio realizado entre 2010 y 2014 entre el personal de Enfermería para centrarse en aquellas que en algún momento reconocieron estar buscando ser madres.

   La mitad de las participantes tenían al menos 33 años, aproximadamente el 44 por ciento tenía sobrepeso u obesidad y el 22 por ciento eran fumadoras o lo habían sido anteriormente.

   La mayoría de las mujeres trabajaban en turnos diurnos o nocturnos, y sólo el 16 por ciento iban rotando periódicamente. Además, un tercio de las encuestadas solía estar de pie durante al menos 8 horas al día y un 40 por ciento cargaba con peso cinco veces al día.

TURNOS NOCTURNOS O ROTATORIOS, NO PARECE INFLUIR

   Mientras que la duración de la jornada laboral y el peso levantado durante la misma sí influyó en las probabilidades de quedarse embarazada, los autores no vieron ninguna relación con los turnos nocturnos o la frecuencia de las rotaciones.

   Asimismo, cuando los investigadores excluyeron a las mujeres que tenían ciclos menstruales irregulares, algo que también puede afectar la fertilidad, también observaron que levantar cargas pesadas se asociaba con un retraso del embarazo del 33 por ciento. Además, se demoraba aún más en personas con sobrepeso.

   Los autores reconocen que hay factores laborales que pueden condicionar el éxito en caso de buscar un embarazo, ya que aquellas mujeres que trabajan más acaban más agotadas, pero también reconocen que puede ser que aquellas mujeres que tienen dificultades para conseguirlo opten por trabajar más para evadirse de su problema.

Para leer más