1 de diciembre de 2014

La terapia conjunta contra el VIH en pacientes con hepatitis C aumenta el éxito en la lucha contra ambas infecciones

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La terapia conjunta frente al VIH en pacientes que además tienen hepatitis C (VHC) aumenta el éxito en la lucha contra ambas infecciones, según ha mostrado un estudio publicado en la revista 'Science Translational Medicine' y recogido por la plataforma Sinc.

Ahora bien, el trabajo señala que la infección simultánea por VIH y hepatitis C debe ser detectada de manera temprana y tratada lo antes posible con antivirales para aminorar el daño hepático.

"De ese modo, pasada la primera semana del tratamiento contra el VIH en la que prolifera el VHC, el sistema inmune reacciona contra la enfermedad hepática y tiene un efecto beneficioso frente a las dos infecciones", ha explicado el profesor de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, uno de los autores de la investigación junto a científicos de Estados Unidos y Europa, Mario Castro.

Dicho esto, el experto ha subrayado que se sabe "poco" sobre el efecto de los antivirales cuando el paciente padece ambas infecciones. No obstante, a pesar de ello, las estimaciones sostienen que existen entre ocho y nueve millones de enfermos en esta situación en todo el mundo (unos 50.000 en España).

En este sentido, Castro ha asegurado que el análisis matemático puede ayudar en estos casos. "A partir de técnicas de análisis de causalidad estadística basadas en los datos, se revela la hipótesis de que el tratamiento contra el VIH exacerba la proliferación del virus de la hepatitis C y provoca daño hepático inmediato en los pacientes", ha añadido.

Para llevar a cabo el estudio se realizó un análisis estadístico a dos niveles sobre los datos de los pacientes. En primer lugar se intentó dilucidar si el tratamiento del VIH influye en el VHC y el daño hepático, mostrando que para la mayoría de los participantes el 'test' mostró que la carga viral de VHC se vio afectada por la de VIH.

En el segundo paso se utilizó un modelo basado en ecuaciones diferenciales. Así, a partir de los parámetros ajustados de dicho modelo se concluyó que existe una significativa correlación de 'Spearson' (que mide si cuando crece una función la otra crece o decrece significativamente) entre el tratamiento y la evolución del virus de la hepatitis C.

EL PRONÓSTICO EMPEORA CON LA EDAD

Finalmente, otro estudio, hecho público la semana pasada durante el VI Congreso del Grupo de Estudios de sida (GeSIDA), ha revelado que los coinfectados por VIH y hepatitis C y diagnosticados después de los 50 años tienen un riesgo de muerte entre dos y nueve veces mayor que los solo infectados por VIH con menos de 50 años.

El trabajo fue realizado sobre una muestra de más de 10.000 pacientes tratados en hospitales de Cataluña y Baleares. Concretamente, el riesgo de muerte fue, en los pacientes coinfectados por VIH y VHC con más de 50 años, dos veces mayor que en los pacientes solo infectados por VIH mayores de 50 años y los pacientes coinfectados VIH-VHC diagnosticados antes de los 50 años, y nueve veces mayor que los pacientes solo infectados por VIH menores de 50 años.