21 de agosto de 2020

Tener dos o más enfermedades aumenta un 50% el riesgo de positivo de COVID-19

Tener dos o más enfermedades aumenta un 50% el riesgo de positivo de COVID-19
SIMPSON33/ISTOCK - ARCHIVO

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presencia de dos o más condiciones de salud a largo plazo, conocidas como multimorbilidad, está relacionada con un 48 por ciento más de riesgo de una prueba COVID-19 positiva, según un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Glasgow (Reino Unido) y publicado en la revista 'Plos One'.

Si bien se reconoce que el riesgo de una infección grave por COVID-19 está vinculado a ciertas condiciones de salud a largo plazo, hasta ahora se sabe poco sobre los efectos de la multimorbilidad y la polifarmacia (tomar múltiples medicamentos) en el riesgo de una infección grave por coronavirus.

Este trabajo es el primero en vincular tanto la multimorbilidad como la polifarmacia con el riesgo de tener una prueba positiva de COVID-19. Esta asociación fue particularmente aparente para aquellos con dos o más condiciones de salud cardiometabólica como la diabetes y la presión arterial alta. Los investigadores encontraron que la presencia de dos o más de estas condiciones se asoció con un 77 por ciento más de riesgo de tener una prueba COVID-19 positiva.

Aquellos de etnia no blanca, que también tenían multimorbilidad, tenían casi tres veces el riesgo de una prueba COVID-19 positiva. En general, las personas con multimorbilidad que parecían tener el mayor riesgo de infección por COVID-19 provenían de áreas socioeconómicamente deprimidas, de etnia no blanca, consideradas severamente obesas, y aquellas con función renal reducida.

Los investigadores creen que sus hallazgos tendrán implicaciones para la toma de decisiones clínicas y de salud pública a medida que la pandemia de SARS-CoV-2 continúe en todo el mundo.

"La multimorbilidad y la polifarmacia son desafíos mundiales de salud por derecho propio. Nuestro estudio muestra que tener una prueba positiva de COVID-19 es más común en aquellos que viven con estas condiciones de salud. Estos resultados serán importantes para la salud pública y las decisiones clínicas en el futuro, ya que continuaremos manejando la salud de aquellos con mayor riesgo de una infección severa de COVID-19 durante esta pandemia", explica la líder de la investigación, Barbara Nicholl.

El estudio se basa en los datos del Biobanco del Reino Unido, que ahora están vinculados a los resultados de la prueba COVID-19, e incluyó a 428.199 adultos de 37 a 73 años de edad en el momento del reclutamiento (2006-2010) en toda Inglaterra y Gales.