13 de abril de 2015

Telómeros y la mortalidad por cáncer

Telómeros y la mortalidad por cáncer
FLICKR/AJC1

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Una nueva investigación ha detectado que una puntuación genética más alta de acortamiento de los telómeros, que son los tramos cortos de nucleóticos repetidos que protegen los extremos de los cromosomas, se asocia con una disminución de la mortalidad por cáncer. Estos resultados sugieren que los telómeros ligeramente más cortos en pacientes con cáncer con la puntuación más alta genética de acortamiento de los telómeros pueden ser beneficiosos al reducir la replicación de las células de cáncer no controlada que lleva a la progresión del tumor y la muerte.

CELULAS SOMÁTICAS

   En las células somáticas, estas secuencias de protección conocidas como telómeros se hacen más cortas con cada replicación celular hasta que se alcanza una longitud crítica, que puede desencadenar la muerte celular. En las células que se replican activamente, como germinales, células madre embrionarias y células madre de la sangre de la médula ósea, la enzima telomerasa repone estos tapones de protección para asegurar la replicación adecuada.

   Las células cancerosas también parecen tener la capacidad de activar la telomerasa, lo que les permite seguir dividiéndose indefinidamente, con graves consecuencias para el paciente. Sin embargo, según un estudio publicado este viernes en 'JNCI: Journal of the National Cancer Institute', el grado en el cual las células cancerosas pueden utilizar la telomerasa puede depender de qué variantes de los genes están relacionadas con la actividad de la telomerasa se expresan en las células de un individuo.

   El acortamiento de los telómeros es un proceso inevitable, relacionado con la edad, pero también puede ser exacerbado por factores de estilo de vida como la obesidad y el consumo de tabaco. Así, algunos estudios previos han encontrado una asociación entre los telómeros cortos y alta mortalidad, incluida la mortalidad por cáncer, mientras que otros no.

TELÓMEROS CORTOS Y MORTALIDAD

   Una posible explicación de la evidencia contradictoria puede ser que la asociación encontrada entre los telómeros cortos y el aumento de la mortalidad por cáncer es correlacional pero que otros factores (edad y estilo de vida), no ajustados en los estudios anteriores son las causas reales. La variación genética en distintos genes asociados con la longitud de los telómeros (TERC, TERT, OBFC1) es independiente de la edad y el estilo de vida, por lo que un análisis genético llamado una aleatorización mendeliana podría eliminar algunos de los factores de confusión y permitir la asociación presumiblemente causal de la longitud de los telómeros y la mortalidad por cáncer para su estudio.

   Para realizar este análisis, Line Rode, del Departamento de Bioquímica Clínica y el 'Copenhagen General Population Study' del Hospital Universitario Herlev, en Dinamarca, y sus colegas utilizaron datos de dos estudios prospectivos de cohorte, el 'Copenhagen City Heart Study' y el Estudio de la Población General de Copenhague, que incluyendo a 64.637 personas que siguieron entre 1991 y 2011. Los participantes completaron un cuestionario y se sometieron a un examen físico y la extracción de sangre para análisis de bioquímica, genotipado y sobre la longitud de los telómeros.

   De cada sujeto, los autores tenían información sobre las características físicas, como el índice de masa corporal, la presión arterial y medidas de colesterol, así como el consumo de tabaco, la ingesta de alcohol, la cantidad actividad física y variables socioeconómicas. Además de la medida de la longitud de los telómeros de cada individuo, se utilizaron tres polimorfismos de nucleótido único de TERC, TERT, y OBFC1.

   Un total de 7.607 individuos murió durante el estudio, 2.420 de ellos de cáncer. En general, como se esperaba, la disminución de la longitud del telómero, medida en los leucocitos, se asoció con la edad y otras variables como el índice de masa corporal y el tabaquismo y con la muerte por todas las causas, incluyendo el cáncer.

   Sorprendentemente, y en contraste, una puntuación más alta genética para acortamiento de los telómeros se asoció específicamente con la disminución de la mortalidad por cáncer, pero no con cualquier otras causa de muerte, lo que sugiere que los telómeros ligeramente más cortos en los pacientes con cáncer con la puntuación más alta genética para acortamiento de los telómeros pueden ser beneficioso porque se reduce la replicación de las células de cáncer no controlada que conduce a la progresión del tumor y la muerte.

   "Especulamos que los telómeros largos pueden representar una ventaja en la supervivencia de las células cancerosas, lo que permite múltiples divisiones celulares que conducen a la alta mortalidad de cáncer", concluyen los investigadores de este trabajo.

Para leer más