8 de mayo de 2014

La tecnológica y la vida sedentaria, causante del trastorno por déficit de naturaleza

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   El trastorno por déficit de naturaleza (TDN) es una patología aún desconocida que puede aparecer en personas que tienen una vida aislada, sedentaria y que abusan de la tecnología al estar en permanente desconexión con la naturaleza, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid, que destaca que entre sus efectos las personas que lo sufren padecen estrés y ansiedad.

   "La naturaleza es fuente de equilibrio en el sistema nervioso de las personas", ha explicado el catedrático en Psicología Ambiental UAM y experto en TDN, José Antonio Corraliza.

   Corraliza, quien ha estudiado en profundidad este trastorno, afirma que "llevar ropa natural, mirar al cielo, estar cerca de vegetación y agua o dar un paseo, ayudan a reconectar con nuestro hábitat natural y sentirnos mejor".

   "De hecho las zonas verdes en la ciudad tienen un objetivo terapéutico más que estético", añade, por eso un buen comienzo para aprender a mantenerse sano son las sesiones de paseo y coaching que pueden ofrecer una experiencia inspirada en sus valores de sostenibilidad y compromiso con la naturaleza.

   Precisamente, con el objetivo de ayudar a eliminar este trastornos, una marca de zapatos inspirados en la naturaleza, ha presentado en el Parque de Atenas de Madrid, 'Walking Coach El Naturalista', el primer servicio gratuito de sesiones de coaching que consisten en caminar para reconectar con la naturaleza y con uno mismo.

   Todo el que quiera disfrutar de esta experiencia, podrá inscribirse gratuitamente en la web 'www.elnaturalistawalkingcoach.com' a estas sesiones de 'Walking Coach', que estarán abiertas al público del 8 al 10 de mayo en Madrid. Durante media hora, cada participante disfrutará de una sesión de coaching privada en la que además establecerá un compromiso consigo mismo para mejorar algún aspecto de su vida.

   "Caminar no es andar, y en estas sesiones de 'Walking Coach' conseguimos encontrar la conexión con nosotros mismos y con la naturaleza (...). Proponemos a los participantes que elijan un elemento de la naturaleza que les rodee, y que les inspire, como nexo y ayuda para mejorar hábitos en su vida y comprometerse consigo mismos para ser un poquito más felices", afirma María Díez Querol, coordinadora del equipo de coaches que acompañará al público que se inscriba para participar en estas sesiones.

   Por su parte, el director de marketing de El Naturalista y alma máter de esta iniciativa apuntaba, José María de la Peña, ha recordado que estas sesiones proponen tomar conciencia sobre "la importancia de incluir en nuestra vida diaria elementos que nos conecten con la naturaleza, para evitar el posible trastorno"