2 de enero de 2015

Cómo quitar la cera en los oídos

Cómo quitar la cera en los oídos
GETTY/DAIZUOXIN

MADRID, 2 Ene. (INFOSALUS) -

   Aunque lo hayas oído antes, nunca está de más volver a decir que no se debe colocar nada, en especial un bastoncillo de algodón, en los oídos. A pesar de ello, existen aún personas que lo hacen como una forma habitual de limpiar los oídos. Los expertos señalan que los bastoncillos de algodón en los oídos pueden dar lugar a graves resultados.

   "Tuve un paciente que llegó a desplazar de sitio los huesecillos del oído con un bastoncillo de algodón. Como resultado, perdió de forma significativa la capacidad de oír y necesitó dos cirugías para reconstruirlos", señala la doctora neurotóloga Erika Woodson en la web dirigida a pacientes de la estadounidense Clínica Cleveland.

   Los problemas debido a un mal uso de los bastoncillos en los oídos incluyen: traumatismo del canal del oído, infección y confinación de la cabeza de algodón del bastoncillo en el canal del oído.

CERA EN LOS OÍDOS

   "Sólo es la apertura del canal auditivo la que fabrica el cerumen. Por ello, la cera es más probable que caiga hacia fuera por sí misma. Nosotros no deberíamos introducir ninguna cosa en nuestros oídos porque probablemente lo que suceda es que empujemos el cerumen hacia dentro", señala la doctora Woodson.

   La forma segura de limpiar los oídos cuando se nota algo similar a una acumulación de cerumen o lo que los médicos llaman 'impactación de cerumen' es primero ser conscientes de que los oídos se limpian por sí mismos. La doctora Woodson señala que para la mayoría de nosotros la cera del oído suele ser blanda y debería no ser necesario eliminarla.

   También ayuda ser conscientes de que la cera por sí misma tiene una función y un propósito. "Todo el mundo tiene cera en el oído y la necesitamos dado su valor antifungicida y antibacteriano además de que también ayuda al canal auditivo a resistir al agua", señala la doctora Woodson.

   La doctora señala que de vez en cuando, existen personas que pueden tener una acumulación de cera suficiente para acudir a la consulta del especialista pero esto no es frecuente.

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER ANTE LA ACUMULACIÓN DEL CERUMEN

   Si realmente tienes un exceso de acumulación de cera, aquí se exponen algunos consejos sobre qué se puede hacer y qué no se debería de hacer:

   * Contacta con un médico de atención primaria si sientes taponamiento, dolor o no puedes oír. "Es importante que no asumas que el problema es del cerumen del oído a menos que ya antes hayas tenido que ir al médico por este motivo", señala la doctora Woodson.

   * Intenta probar con productos sin recetas destinados a reblandecer la cera o con un aceite de bebés en casa, si sabes que tienes tendencia a la acumulación de cera.

   * No utilices bastoncillos de algodón dentro de los oídos.

   * No utilices peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). Si el problema no es una impactación de cerumen, sino algo más grave como una perforación en el tímpano o fluido detrás de éste, podrías causar mayores daños.

   * No utilices velas de oído. Los estudios muestran que no funcionan y pueden ocasionar lesiones. "No son eficaces y sí peligrosas. He tenido que realizar cirugías para reparar lesiones de tímpano derivadas de las velas de oído", señala Woodson.

   * No confíes en artilugios comerciales que dicen 'vaciar' de cera y restos los oídos. No funcionan, señala Woodson.

   La doctora recomienda una evaluación médica cuando exista algún dolor, problemas de audición o se sienta taponado el oído. Es importante no asumir que la causa es la cera del oído. Fluido en los oídos, lesiones en los oídos o infección que puede causar síntomas similares.

   Los facultativos de Cleveland hacen una última recomendación al recordar que la cera de oído es normal y no es un problema de higiene. "Si te encuentras entre la minoría de personas que necesita eliminar su cera, los médicos tienen las formas más seguras para limpiar tus oídos en comparación con los remedios caseros", concluyen los americanos.