9 de octubre de 2012

La suspensión temporal de medicación tras colocar un 'stent' no aumenta el riesgo cardíaco

La suspensión temporal de medicación tras colocar un 'stent' no aumenta el riesgo cardíaco
VHIR

BARCELONA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La suspensión temporal controlada de medicación, no más de una semana, tras la colocación de un 'stent' farmacoactivo para desobstruir una arteria no aumenta el riesgo cardíaco, como se sospechaba, según un ambicioso estudio del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) de Barcelona, que ha evaluado a 1.622 pacientes de 29 hospitales.

El trabajo, que publica 'Journal of American College of Cardiology', revela que la suspensión del tratamiento temporal y pasado el primer mes de la colocación del 'stent' no aumenta el riesgo de trombosis, lo que supone un "cambio de paradigma" de los parámetros de medicación, cuya suspensión es habitual por diversas causas.

Los 'stents' liberadores de fármacos son una malla que se coloca dentro de las arterias obstruidas con la idea de mantener la apertura suficiente en el interior y para que la sangre circule con fluidez.

Los 'stents' farmacoactivos tienen la pecularidad de que, además de desempeñar un papel mecánico, liberan fármacos que permitan un tratamiento antiinflamatorio y antiproliferativo dentro de la arteria, pero deben ir acompañados de un tratamiento oral de antiagregantes --aspirina y clopidogrel--.

"La interrupción temporal del tratamiento antiagregante es bastante habitual durante el primera año y puede ser debido a intervenciones quirúrgicas, hemorragias importantes o falta de adherencia del 'stent", ha explicado el líder del trabajo, Ignacio Ferreria-González.

De los 1.622 pacientes estudiados --procedentes de 29 centros de toda España-- un 10,6% --172-- suspendieron al menos uno de los fármacos antiagregantes durante el primer año tras la implantación del 'stent' farmacoactivo y la mayoría de ellos recuperaron el tratamiento pasados unos siete días de media.

Según los resultados, la tasa de aparición de eventos cardíacos mayores --como el infarto de miocardio o la muerte cardiovascular-- no fue significativamente superior en estos casos que en los de los pacientes que mantienen el tratamiento de forma continuada.

Los resultados forman parte de un estudio de adherencia al tratamiento en pacientes coronarios después de un cateterismo con la implantación de un 'stent' liberador de fármacos, que realiza la Unidad de Epidemiología del Área de Cardiología del VHIR.

19.000 PACIENTES CARDIOVASCULARES

En Cataluña, 19.000 personas mueren cada año debido a enfermedades cardiovasculares, más de 5.000 fallecen por un infarto y la 9.000 requieren un ingreso hospitalario.

En España, se colocan cada año más de 100.000 'stents' en las arterias coronarias, y a día de hoy más del 60% de los que se colocan son farmacoactivos.