4 de febrero de 2014

Los supervivientes al cáncer aumentan un 1,7% al año y son más de 107.000 en Cataluña

Fecec alerta de la dificultad de quienes se curan para obtener créditos y seguros

Los supervivientes al cáncer aumentan un 1,7% al año y son más de 107.000 en Cataluña
EUROPA PRESS

BARCELONA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El número de supervivientes al cáncer aumenta a un ritmo del 1,7 por ciento anual en caso de los hombres y del 1,6 por ciento en el de las mujeres, por lo que el número de personas curadas ha superado las 107.000 en Cataluña.

Así lo ha puesto de manifiesto este martes la Federación Catalana de Entidades Contra el Cáncer (Fecec) con motivo de la presentación de un estudio sobre la supervivencia en el día mundial de la enfermedad, durante una rueda de prensa en que ha recordado que cada año se diagnostican 34.000 nuevos casos.

El director general de Regulación, Planificación y Recursos Sanitarios de la Conselleria de Salud, Carles Constante, ha explicado que la previsión para 2020 es que la reducción de la mortalidad alcance el 10 por ciento acumulado, gracias a la investigación científica y las mejoras médicas, el diagnóstico precoz y una mejora en los hábitos de vida de los ciudadanos, como el descenso del tabaquismo.

El estudio refleja que mientras que en 2007 eran 55.900 hombres y 43.600 mujeres los que habían sobrevivido a un cáncer, en 2012 alcanzaron los 60.600 hombres y las 47.100 mujeres, en un efecto "bola de nieve" que seguirá en aumento, ha indicado el autor del trabajo, Oriol Ramis.

Uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres padecerán un cáncer en su vida, pero más de la mitad lo superan, por lo que el presidente de la Fecec, Ramón Miralles, ha reclamado más atención a los supervivientes, con unas necesidades psicosociales que en determinados aspectos no han sido bien atendidas por el sistema sanitario hasta la fecha, ha señalado.

"También tenemos que preocuparnos de la gente que ha sobrevivido al cáncer", ha concedido el director del Plan Director de Oncología de Cataluña, Josep Maria Borràs, dado que estos manifiestan unas preocupaciones concretas que incluso varían según su etapa vital --no es lo mismo el superviviente de un cáncer infantil que se enfrenta al retorno al colegio que el trabajador que debe volver al trabajo--.

PERCEPCIÓN DE LA VIDA

Ramis ha explicado que los pacientes que sobreviven cambian su percepción de la vida, y que el mensaje de que pueden recuperar su vida normal suele llevarles a "desamparo, desprotección y abandono", con unas secuelas físicas que generan preocupación.

Entre las necesidades identificadas está la posibilidad de mejorar el manejo de estas secuelas físicas y el trato con entidades financieras y seguros, ya que la Fecec ha detectado que es "prácticamente imposible" lograr un crédito entre los que han sufrido un cáncer, lo que en el caso de los autónomos es especialmente dañino.

Por todo eso, el estudio apuesta por "pasar del curar al tener cuidado" y, en el caso del sistema sanitario, estar más atento a estas secuelas psicosociales, cuyo tratamiento podría desmedicalizarse, ha indicado.