7 de marzo de 2011

Las parejas de pacientes con cáncer tienen un 25% más de riesgo de enfermar, según estudio

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las parejas de pacientes con cáncer tienen un 25 por ciento más de enfermar, según un estudio de la Universidad de Lund en Suiza, liderado por la investigadora y especialista en el impacto social del cáncer, Katarina Sjövall.

"Mantener en secreto o no querer involucrar a la pareja aumenta la preocupación y la ansiedad. Esto, a su vez, ejerce presión sobre la persona y repercute negativamente sobre su propia salud", detalla la autora de la tesis doctoral 'Living wiht cancer. Impact on cancer patient and partner' (Vivir con cáncer. Impacto del cáncer sobre el paciente y su pareja).

Aparte del aumento significativo de la incidencia de patología mental, sobre todo de depresión, la pareja del afectado por cáncer sufre un incremento "significativo" de la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares, musculoesqueléticas y abdominales.

En concreto, las investigaciones llevadas a cabo por Sjöval demuestran que los parejas de los afectados por cáncer de pulmón experimentan un aumento de la incidencia de patología cardiovascular del 50 por ciento.

Asimismo, otra de las repercusiones que el cáncer tiene sobre la pareja es el aumento de la incidencia de otro tipo de patologías menores, que aumentan las visitas a los centros hospitalarios y las bajas laborales.

En este sentido, la especialista destaca que los consortes de los afectados por cáncer de pulmón habían registrado un incremento del 70 por ciento en días de baja laboral, en comparación con las bajas documentadas en la población general.

"Nuestras entrevistas con los afectados y sus parejas demuestran que los pacientes no quieren transmitir sus preocupaciones a las personas que más quieren. Sin embargo, esta actitud protectora podría tener el efecto contrario", advierte Sjövall.

¿PRIMEROS SÍNTOMAS?

Por otro lado, otra investigación ha analizado la incidencia de diferentes tipos de enfermedades durante el año anterior al diagnóstico de cáncer.

Los resultados de estos estudios demuestran que los afectados por tumores de colón y pulmón habían estado enfermos el doble de días que los del grupo control.

"Una de las explicaciones podría ser que ambas formas de cáncer guardan mucha relación con el estilo de vida. Además, los sujetos con cáncer de colón a menudo también tienen diabetes, y los afectados por cáncer de pulmón suelen presentar enfermedad cardiovascular", asegura Sjövall.

"La mayor presencia de enfermedad -añade la especialista- se puede deber a la presencia de estas otras patologías o también a los síntomas inciales de la enfermedad de cáncer, lo cual sería positivo para el diagnóstico precoz del cáncer".