21 de marzo de 2019

Sufrir depresión a los 20 años puede aumentar el riesgo de pérdida de memoria a los 50 años

Sufrir depresión a los 20 años puede aumentar el riesgo de pérdida de memoria a los 50 años
PIXABAY / PEXELS - ARCHIVO

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Sufrir depresión a los 20 años puede aumentar el riesgo de pérdida de memoria a los 50 años, según ha mostrado un estudio llevado a cabo por psicólogos de la Universidad de Sussex (Reino Unido) y que ha sido publicado en el 'British Journal of Psychiatry'.

Se trata del primer trabajo de su tipo que analiza la relación entre los síntomas depresivos experimentados a lo largo de las tres décadas de la adultez temprana y media con la disminución de la función cognitiva en la mediana edad.

Para llevarlo a cabo, los expertos analizaron a más de 18.000 bebés desde el nacimiento hasta la edad adulta, pasando por el periodo de infancia. Los psicólogos encontraron que una acumulación de síntomas experimentados por los participantes durante las tres primeras décadas eran un fuerte indicador de una disminución lineal de la función de la memoria cuando los adultos tenían 50.

En concreto, encontraron que un episodio de depresión o ansiedad tuvo poco efecto en reducción de la memoria de los adultos en la mediana edad, independientemente de la década en la que se experimentó, pero que una vez que los episodios aumentaron a dos o tres en el transcurso de las tres décadas, se producía una disminución constante en la función de memoria en el momento en que se cumplían 50 años.

"Hemos visto que cuantos más episodios de depresión se experimenta en la edad adulta, mayor es el riesgo de deterioro cognitivo que hay en el futuro. Este hallazgo resalta la importancia de un manejo efectivo de la depresión para prevenir el desarrollo de problemas de salud mental recurrentes con resultados negativos a largo plazo", han dicho los expertos.

Además de la memoria, los psicólogos también evaluaron la fluidez verbal, la velocidad de procesamiento de la información y las puntuaciones de precisión de los participantes una vez que cumplieron los cincuenta años. De manera alentadora, los episodios de depresión y ansiedad tuvieron poco impacto en las últimas cuatro áreas de la función cognitiva, pero la pérdida de memoria asociada sugiere que los síntomas depresivos experimentados en la edad adulta temprana podrían predecir la demencia en la edad adulta.