24 de enero de 2021

El sueño profundo, el "basurero" del cerebro

El sueño profundo, el "basurero" del cerebro
Los hallazgos podrían abrir a la puerta a nuevos puntos de vista sobre el papel del sueño en la reparación y el crecimiento del cerebro - PLANETCHOPSTICK/FLICKR - ARCHIVO

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de la Universidad de Northwestern (Estados Unidos) reafirma la importancia de dormir bien. Al examinar la actividad cerebral y el comportamiento de las moscas de la fruta, los investigadores descubrieron que el sueño profundo tiene un antiguo poder restaurador para eliminar los residuos del cerebro. Estos residuos pueden incluir proteínas tóxicas que pueden provocar enfermedades neurodegenerativas.

"La eliminación de residuos podría ser importante, en general, para mantener la salud del cerebro o para prevenir enfermedades neurodegenerativas. La eliminación de residuos puede producirse durante la vigilia y el sueño, pero se potencia sustancialmente durante el sueño profundo", explica Ravi Allada, autor principal de la investigación, que se ha publicado en la revista científica 'Science Advances'.

Aunque las moscas de la fruta parecen muy diferentes de los humanos, las neuronas que gobiernan los ciclos de sueño y vigilia de las moscas son sorprendentemente similares a las nuestras. Por esta razón, las moscas de la fruta se han convertido en un organismo modelo muy estudiado para el sueño, los ritmos circadianos y las enfermedades neurodegenerativas.

En este trabajo, los investigadores examinaron el sueño de extensión de la probóscide (PES), una etapa de sueño profundo en las moscas de la fruta, que es similar al sueño profundo de ondas lentas en los seres humanos. Los investigadores descubrieron que, durante esta etapa, las moscas de la fruta extienden y retraen repetidamente su probóscide (u hocico).

"Este movimiento de bombeo mueve fluidos posiblemente a la versión de la mosca de los riñones. Nuestro estudio demuestra que esto facilita la eliminación de residuos y ayuda a la recuperación de las lesiones", argumenta Allada.

Cuando el equipo alteró el sueño profundo de las moscas, éstas fueron menos capaces de eliminar de su sistema un colorante no metabolizable inyectado y fueron más susceptibles a las lesiones traumáticas. Nuestro hallazgo de que el sueño profundo desempeña un papel en la eliminación de residuos en la mosca de la fruta indica que la eliminación de residuos es una función central del sueño conservada evolutivamente. Esto sugiere que la eliminación de residuos puede haber sido una función del sueño en el ancestro común de las moscas y los humanos", concluyen.