Solo dos semanas de inactividad pueden desencadenar síntomas diabéticos en pacientes vulnerables

Solo dos semanas de inactividad pueden desencadenar síntomas diabéticos en pacientes vulnerables
31 de julio de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Solo dos semanas sin mucha actividad pueden tener un impacto dramático en la salud de la cual es difícil recuperarse, según una investigación canadiense que ha estudiado a adultos mayores con sobrepeso y con riesgo a desarrollar diabetes tipo 2.

El estudio ha observado que un período de inactividad breve y abrupto no solo aceleró la aparición de la enfermedad y elevó los niveles de azúcar en sangre entre los pacientes pre-diabéticos, sino que los investigadores informaron de que algunos participantes del estudio no se recuperaron completamente cuando volvieron a la actividad normal durante dos semanas.

Los hallazgos, publicados en la edicióin 'on line' de 'The Journals of Gerontology', implican que las personas mayores que experimentan períodos de inactividad física por enfermedad, hospitalización y reposo en cama, por ejemplo, tienen más probabilidades de sufrir consecuencias perjudiciales para su salud en general.

Asimismo, ha demostrado que a los pocos días del inicio de inactividad, hay reducciones notables en la masa muscular esquelética, la fuerza y un inicio rápido de la resistencia a la insulina, una característica común de la diabetes tipo 2.

"Esperábamos encontrar que los participantes del estudio serían diabéticos, pero nos sorprendió ver que no volvieron a su estado más saludable cuando volvieron a la actividad normal", ha señalado Chris McGlory, investigador de Diabetes Canadá en el Departamento de Kinesiología en la Universidad McMaster y autor principal del estudio.

A los participantes se les pidió que redujeran sus pasos diarios a no más de 1.000 pasos por día, el equivalente a quedar confinados debido a, por ejemplo, una enfermedad. Sus pasos y actividad se midieron usando podómetros y monitores de actividad especializados, mientras que los investigadores evaluaron sus niveles de azúcar en la sangre y tomaron muestras de sangre durante el período de dos semanas.

"El tratamiento de la diabetes tipo 2 es caro y, a menudo, complicado.Si las personas van a estar de pie por un período prolongado, deben trabajar activamente para recuperar su capacidad de manejar el azúcar en la sangre", ha explicado Stuart Phillips, profesor del Departamento de Kinesiología en McMaster que supervisó la investigación.

Según las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, más de 30 millones de estadounidenses tienen diabetes y más de 84 millones son prediabéticos. En Canadá, la diabetes tipo 2 es una de las enfermedades de crecimiento más rápido, con casi 60.000 nuevos casos reportados cada año, según la Agencia de Salud Pública de Canadá, donde es la sexta causa de muerte y la principal causa de ceguera adulta y amputación de adultos.

"Para que los adultos mayores pre-diabéticos recuperen la salud metabólica y eviten nuevas disminuciones de los períodos de inactividad, estrategias como la rehabilitación activa, los cambios en la dieta y, tal vez la medicación, podrían ser útiles", ha explicado McGlory.