20 de septiembre de 2020

Sólo diez minutos de masaje o descanso para combatir el estrés

Sólo diez minutos de masaje o descanso para combatir el estrés
Relajación, trabajo, oficina, relax, meditación - IMEO - ARCHIVO

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Permitirse unos minutos de tiempo libre aumenta significativamente la relajación física y mental. Una investigación realizada por psicólogos de la Universidad de Konstanz, en Alemania, observó niveles más altos de relajación psicológica y fisiológica en las personas después de solo diez minutos de recibir un masaje. Incluso diez minutos de simple descanso aumentaron la relajación, aunque en menor grado que el masaje.

Los hallazgos, publicados en la revista 'Scientific Reports', brindan la primera indicación de que los tratamientos a corto plazo pueden reducir de manera contundente el estrés a nivel psicológico y fisiológico al impulsar el motor principal del cuerpo para la relajación: el sistema nervioso parasimpático (SNP).

Se sabe que el estrés tiene consecuencias negativas para la salud y la enfermedad. Sin embargo, nuestros cuerpos tienen un sistema regenerativo incorporado, el SNP, para protegerse del estrés en momentos de amenaza. Lanzar una respuesta de relajación es, por tanto, clave para proteger nuestra salud y restablecer el equilibrio en nuestro cuerpo.

El masaje se ha utilizado para mejorar la relajación, pero no existe un enfoque sistemático para confirmar de manera sólida su efecto en el SNP y si esto podría usarse como rehabilitación para pacientes que padecen enfermedades relacionadas con el estrés.

Este estudio indica que el masaje es una intervención fácil de aplicar que puede impulsar el principal motor de relajación del cuerpo, el SNP, y también conducir a una reducción del estrés mental percibido. El descubrimiento de que el masaje es efectivo tanto a nivel psicológico como fisiológico a través del SNP allanará el camino para futuros estudios sobre la comprensión del papel de la relajación en el estrés.

"Para manejar mejor los efectos negativos del estrés, debemos comprender su opuesto: la relajación --apunta Jens Pruessner, director del laboratorio de Neuropsicología y profesor del Cluster of Excellence 'Centro para el estudio avanzado de la conducta colectiva' en la Universidad de Konstanz--. Las terapias de relajación son muy prometedoras como una forma holística de tratar el estrés, pero se necesita una evaluación científica más sistemática de estos métodos".

Investigadores del Departamento de Psicología de Konstanz desarrollaron un enfoque estandarizado para evaluar si la estimulación táctil podía mejorar la relajación física y mental. Aplicaron dos masajes diferentes de diez minutos en sujetos humanos en el laboratorio para probar: se diseñó un masaje de cabeza y cuello para estimular activamente el SNP aplicando una presión moderada sobre el nervio vago, que es el nervio más grande que corre hacia el SNP.

Luego, se diseñó un masaje de cuello y hombros con suaves movimientos de caricias para examinar si el simple toque también puede ser relajante. Finalmente, se evaluó el efecto del descanso sin estimulación táctil en un grupo de control de participantes sentados en silencio en una mesa.

La relajación fisiológica se midió controlando la frecuencia cardíaca de los participantes y midiendo la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), lo que indica la flexibilidad con la que el SNP puede responder a los cambios en el entorno. Cuanto mayor sea la VFC, más relajado estará el cuerpo. La relajación psicológica se evaluó pidiendo a los participantes que describieran qué tan relajados o estresados ??se sentían.

Diez minutos de descanso o de recibir cualquiera de los masajes resultaron en una reducción psicológica y fisiológica del estrés. Todos los participantes informaron que se sentían más relajados y menos estresados, en comparación con antes de los tratamientos.

Además, todos los participantes mostraron aumentos significativos en la variabilidad de la frecuencia cardíaca, lo que demuestra que el SNP se activó y el cuerpo se relajó fisiológicamente con solo descansar solo. El efecto fisiológico fue más pronunciado cuando los participantes recibieron un masaje. Sin embargo, no importaba si el masaje era suave o moderado: el contacto táctil en general parecía mejorar la relajación del cuerpo.

"Estamos muy animados por los hallazgos de que breves períodos de desconexión son suficientes para relajar no solo la mente sino también el cuerpo --dice Maria Meier, estudiante de doctorado en el laboratorio de Neuropsicología y primera autora del estudio--. No necesitas un tratamiento profesional para relajarte. Tener a alguien acariciando suavemente tus hombros, o incluso simplemente apoyando tu cabeza en la mesa durante diez minutos, es una forma efectiva de impulsar el motor fisiológico de relajación de tu cuerpo".

Al desarrollar un método estandarizado para probar y validar de manera sólida las terapias de relajación, el estudio permite experimentos adicionales para probar los efectos de intervenciones de relajación adicionales que podrían usarse en programas de prevención o rehabilitación para personas que padecen enfermedades relacionadas con el estrés como la depresión.

"El masaje, al ser una terapia de relajación de uso tan común, fue nuestro primer estudio --apunta Meier--. Nuestro siguiente paso es probar si otras intervenciones breves, como ejercicios de respiración y meditación, muestran resultados de relajación psicológica y fisiológica similares".