12 de diciembre de 2018

La Sociedad de Ortodoncia advierte de los riesgos de usar las férulas de descarga que se venden en farmacias o Internet

La Sociedad de Ortodoncia advierte de los riesgos de usar las férulas de descarga que se venden en farmacias o Internet
COMPROMISO Y SEGURIDAD DENTAL - ARCHIVO

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las presuntas férulas para el tratamiento del bruxismo que se venden en farmacia no solo no son eficaces, sino que incluso pueden ser
contraproducentes, ya que no solo tienen que adaptarse a los dientes, sino que deben estar perfectamente ajustadas para que hagan su
función correctamente, según han apuntado desde la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO).

SEDO ya expresó hace unos meses su preocupación por la venta de presuntas férulas contra el bruxismo a través de Internet, y vuelve a hacerlo ahora a raíz de la comercialización en farmacias de unas férulas que se publicitan asegurando que no necesitan de un especialista para su personalización porque, supuestamente, se pueden adaptar en casa con ayuda de agua caliente.

Su presidente, Juan Carlos Pérez Varela, advierte de que "una férula de descarga siempre ha de estar recomendada, diseñada siguiendo las indicaciones de un ortodoncista u odontólogo, ajustada después del diseño y, posteriormente, revisada por este mismo profesional". "No se trata únicamente de que se adapte a la dentadura del paciente, sino que un ortodoncista irá haciendo ajustes encaminados a que el cóndilo de la mandíbula esté bien posicionado y que existan contactos equilibrados correctamente al morder con la férula para que esta continúe realizando su función correctamente", comenta.

La SEDO alerta de que "en ningún caso" deben usarse férulas de descarga que no hayan sido prescritas por un dentista u ortodoncista, y ajustadas a la anatomía del paciente atendiendo a las indicaciones pautadas por el especialista. "Es el odontólogo u ortodoncista el único que debe realizar un diagnóstico correcto, nunca el propio paciente que se autodiagnostica, ni cualquier otro profesional", apostilla.

De acuerdo con la SEDO, las férulas de descarga deben de estar hechas con un material acrílico auto o termopolimerizable duro. Los materiales blandos (como las resinas blandas con las que se fabrican las presuntas férulas vendidas por internet o en farmacias) favorecen el apretamiento dental incitando al paciente a morderlas.

"Deben diseñarse y fabricarse de forma personalizada y teniendo en cuenta la dentadura de cada paciente, por lo que es imprescindible que el dentista tome las medidas del paciente, las envíe a un laboratorio de prótesis con las indicaciones pertinentes para la creación del molde. Normalmente se crean tomando impresiones de la mordida del paciente con un material llamado alginato que se endurece manteniendo la forma de la mordida, aunque actualmente cada vez es más frecuente el escáner intraoral (una cámara que graba los dientes para posteriormente poder analizar la boca en 3D en el ordenador)", argumentan.