24 de enero de 2019

Los síntomas de la apnea del sueño se confunden con falta de horas de descanso y estrés

Los síntomas de la apnea del sueño se confunden con falta de horas de descanso y estrés
PIXABAY / FREE-PHOTOS - ARCHIVO

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Es "frecuente" que los síntomas del síndrome de apnea-hipopnea del sueño, patología que afecta al 25 por ciento de la población, se confundan con falta de horas de descanso y estrés, ha indicado la neumóloga del Hospital 12 de Octubre (Madrid), la doctora Eva Arias, durante el I Curso avanzado teórico-práctico en trastornos del sueño, organizado por la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica.

Señales como la somnolencia excesiva durante el día, la roncopatía y la falta de concentración para desarrollar las tareas habituales ayudan a identificar si se padece síndrome de apnea-hipopnea del sueño.

Estos síntomas se producen porque la cavidad respiratoria se obstruye y aumenta el esfuerzo respiratorio en cada bocanada. Se manifiesta como un ronquido fuerte seguido de un silencio en el que se deja de respirar, lo que se traduce en un sueño superficial y poco reparador. Una obstrucción parcial y no total es la hipopnea.

En efecto, "el desarrollo de las sociedades nos lleva a la privación crónica de sueño", ha asegurado la neumóloga del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (Madrid), la doctora María Fernanda Troncoso.

La melatonina es la hormona encargada de sincronizar el reloj interno y protege de enfermedades inflamatorias y del envejecimiento. Los ciclos responden a la luz y oscuridad, aunque también influyen el ejercicio físico y la alimentación.

Las nuevas tecnologías también impactan en la alteración de los ritmos circadianos, oscilaciones biológicas que tienen una periodicidad rítmica de alrededor de 24 horas y actúan como reguladores de las horas de sueño y de vigilia.

Al usar aparatos tecnológicos, como la televisión o el móvil antes de ir a dormir, se retrasa el funcionamiento del reloj biológico debido a que la luz artificial dificulta el inicio del sueño. La doctora Troncoso ha destacado la importancia de dormir las horas necesarias para estar descansado y evitar enfermedades asociadas.

Los trastornos del sueño no están incluidos dentro del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria. En este contexto, la doctora Arias ha reivindicado que "deberían contemplarse en la legislación, teniendo en cuenta que su repercusión puede afectar a la integridad del paciente o de los que le rodean".

La doctora Arias valora que los problemas relacionados con las listas de espera y de gestión se mejorarían si se incrementasen los recursos disponibles, así como el número de unidades de sueño.

HIGIENE DEL SUEÑO

Por otra parte, ambas expertas coinciden en que existe una falta de educación básica en higiene del sueño. La medida más efectiva es establecer rutinas de sueño regulares, es decir, mantener la misma hora de despertarse y acostarse, incluso durante los findes de semana.

Además, las doctoras recomiendan confeccionar horarios a la medida del ritmo biológico. Los hábitos aconsejados implicar limitar el consumo de cafeína por la tarde, deshacerse de distracciones en el dormitorio, cenar de forma ligera o irse a dormir únicamente cuando se tenga sueño.