9 de julio de 2015

Síndrome de Munchausen: actores de su propia enfermedad

Síndrome de Munchausen: actores de su propia enfermedad
GETTY//COMSTOCK

   MADRID, 9 Jul. (INFOSALUS) -

   Es una enfermedad mental en la que la persona finge, a través de su elaboración premeditada, síntomas somáticos y psíquicos de forma prolongada. Constituye por sí mismo una entidad que recogen las guías psiquiátricas internacionales, en las que se denomina trastorno ficticio.

   SÍNDROME DE MUNCHAUSEN

   El trastorno fue descrito por primera vez en 1951 por el doctor Richard Asher en un artículo en la revista médica británica 'The Lancet' y toma su nombre del oficial alemán Friedrich Hieronymus, Barón de Munchhausen (1720-1797), que convirtió sus experiencias personales en artificiosas y extravagantes aventuras que dieron forma a la publicación de sus conocidos cuentos.

   Según explica a Infosalus el doctor Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, estas personas tienen una necesidad psicológica de simular la enfermedad que puede llegar a la autolesión para forzar una intervención médica.

   "No es un trastorno fácil de diagnosticar porque estas personas muestran destreza en la exposición de los síntomas y esto lleva a repetidas exploraciones innecesarias por parte de los médicos", señala Gutiérrez.

   SÍNTOMAS DEL TRASTORNO DE MUNCHAUSEN

   La mayoría de síntomas que presentan estas personas son físicos, como dolores en el pecho, problemas de estómago o fiebre, ya que rechazan la consideración de problemas psíquicos y son derivados hacia profesionales de salud mental cuando son descubiertos por los clínicos.

   Las causas de este síndrome sólo se pueden interpretar desde el caso individual de cada persona y suele asociarse a otros trastornos de la personalidad en los que además existen problemas en la relación con los demás. "Lo más evidente es que existe una búsqueda de afecto y atención en estas personas que suelen tener personalidades histriónicas", señala Gutiérrez.

   El síndrome de Munchausen no debe confundirse con la simulación deliberada que ejercen determinadas personas con el objetivo de eludir la justicia, deberes militares o conseguir beneficios sociales aunque estos ambientes pueden ser caldo de cultivo en personas predispuestas.

   Tampoco padece este trastorno el hipocondríaco, en el que existe una convicción delirante de estar enfermo, la persona que padece Munchausen sabe que no está enferma pero no puede evitar esta búsqueda de atención clínica aunque ello suponga producirse lesiones físicas.

   El tratamiento de esta enfermedad mental es complejo ya que aunque se puede llegar a suprimir la conducta se mantiene la tendencia y estas personas vuelven a desarrollar episodios patológicos.

MUNCHAUSEN POR PODERES

   El síndrome de Munchausen por poderes es una variante de esta patología en la que los hijos se convierten en víctimas del trastorno mental de sus padres. En estos casos, la madre o el padre producen lesiones a sus hijos para que éstos sean revisados por los médicos.

   "El síndrome de Munchausen por poderes se identifica antes y constituye una figura delictiva ya que existe un riesgo físico asociado para los menores. Se evidencia en que la separación del progenitor ocasiona la mejoría del niño", señala Gutiérrez que apunta que si el diagnóstico se retrasa se debe a que estas personas abandonan el centro donde se identifica la patología para pasar a otro circuito clínico que la desconoce.

   El psiquiatra señala que se trata de pacientes con una dotación intelectual buena y que estudian los distintos padecimientos para luego representarlos en la consulta, lo que les lleva también a cambiar de médico con frecuencia ante el temor de ser descubiertos.