28 de febrero de 2019

La sifílis congénita causa 200.000 muertes fetales y de recién nacidos cada año, según informe de la OMS

La sifílis congénita causa 200.000 muertes fetales y de recién nacidos cada año, según informe de la OMS
MARÍA PAZ VARGAS/FLICKR - ARCHIVO

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

En 2016 se produjeron alrededor de 661.000 casos de sífilis congénita, lo que supuso más de 200.000 muertes fetales y de recién nacidos, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado este miércoles.

La sífilis es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes en todo el mundo, con aproximadamente 6 millones de casos nuevos cada año. Si una mujer embarazada que está infectada no recibe un tratamiento temprano y efectivo, puede transmitir la infección a su bebé dentro del útero. Esto se conoce como sífilis congénita, que suele ser mortal. También puede causar bajo peso al nacer, prematuridad y otras deformidades congénitas.

La sífilis congénita es la segunda causa principal de muerte fetal prevenible en todo el mundo, precedida solo por la malaria. Se puede prevenir y tratar fácilmente, siempre y cuando se someta a pruebas y tratamiento a las mujeres embarazadas durante la atención prenatal. El riesgo de resultados adversos para el feto es mínimo si una mujer embarazada, infectada con sífilis, recibe un tratamiento con penicilina benzatínica al inicio del embarazo, idealmente antes del segundo trimestre.

Las nuevas estimaciones de la OMS muestran que, del total de 661.000 casos de sífilis congénita, hubo 355.000 resultados de nacimiento adversos, lo que representa una proporción significativa de muertes de recién nacidos y enfermedad. Los resultados adversos estimados del nacimiento debido a la sífilis congénita disminuyeron ligeramente de 397.000 a 355.000 entre 2012 y 2016.

De acuerdo con sus datos, la carga global global de la sífilis congénita disminuyó durante el período de investigación, aunque no significativamente, de alrededor de 750.000 a 660.000 casos. La investigación también encontró algunas mejoras en la detección, el tratamiento y la vigilancia de esta enfermedad.

A pesar de la disminución entre 2012 y 2016, el número de mujeres y bebés afectados sigue siendo "inaceptablemente alto", señala la OMS. "Es crucial que a todas las mujeres se les proporcione un examen y tratamiento de sífilis temprano como parte de la atención prenatal de alta calidad para una experiencia positiva del embarazo", indican.