28 de marzo de 2012

Siete de cada diez pacientes con cardiopatía isquémica prematura tienen alteraciones en los lípidos plasmáticos

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Siete de cada diez pacientes con cardiopatía isquémica prematura tienen alteraciones en los lípidos plasmáticos y más de la mitad de los casos presentan una hiperlipemia familiar -- niveles elevados de colesterol y/o triglicéridos -- que supone el desarrollo de una enfermedad cardiovascular prematura.

"Las hiperlipemias familiares son una causa frecuente de alteración del metabolismo lipídico y están directamente relacionadas con la aparición temprana de patologías cardiacas, por lo que requieren un tratamiento intensivo para prevenir la morbimortalidad cardiovascular", explica el presidente de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, el doctor Pedro Mata.

Así, la hipercolesterolemia familiar se expresa desde el nacimiento y se transmite a la mitad de la descendencia. Por su parte, la hiperlipemia familiar combinada se expresa de forma más tardía y también afecta a la mitad de la familia, pero se expresa de forma más tardía. Sin embargo, en la hipercolesterolemia poligénica, la agregación familiar es menor.

El tratamiento de las hiperlipemias familiares pasa por aplicar las medidas higiénico dietéticas habituales, como seguir una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, evitar el consumo de tabaco y practicar ejercicio físico para evitar el sobrepeso.

Sin embargo, en la mayoría de los casos será necesario instaurar un tratamiento farmacológico para reducir el colesterol, puesto que con las medidas higiénico dietéticas no será suficiente. El tratamiento de elección en estos casos son las estatinas, que ayudarán a los médicos a tratar a estos pacientes que han expuesto a sus arterias a cifras de colesterol muy elevadas durante muchos años.

CURSO FORMATIVO

En este sentido, la Fundación Hipercolesterolemia Familiar (FHF) ha puesto en marcha, junto con AstraZeneca, el primer curso 'on line' 'Actualización clínica en el diagnóstico y tratamiento de las hiperlipemias familiares', que surge "para cubrir una necesidad formativa importante", señala.

Así, el curso está dirigido a profesionales médicos de todas las especialidades pero "con un especial foco en los médicos de Atención Primaria que son, al fin y al cabo, quienes ven en primera instancia a estos pacientes y quienes hacen un seguimiento más cercano", precisa.

Sus objetivos pasan por aprender las bases moleculares de las distintas hiperlipemias de base genética; conocer sus manifestaciones clínicas y evolución y poder realizar el diagnóstico diferencial entre ellas. También, evaluar el riesgo cardiovascular y la enfermedad ateroesclerótica subclínica; y profundizar en las bases del tratamiento dietético y de modificación de hábitos de vida.

En general, Mata considera fundamental el conocimiento de las hiperlipemias familiares, "ya que numerosas comunidades autónomas están realizando programas de detección genética".

"Lo que queremos es que cualquier profesional esté capacitado para enfrentarse al diagnostico y al manejo de las hiperlipemias familiares para poder desarrollar mejor su labor clínica y que después de esta primera edición podamos darle continuidad", argumenta este experto.

El curso, de carácter gratuito, se realiza a través de la web 'www.aulahf.com', cuenta con el apoyo de 4 tutores, una evaluación inicial y otra final para conocer los avances.