30 de enero de 2015

Siete de cada 10 casos de meningitis en España se producen por el serogrupo B de meningococo

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El serogrupo B de meningococo es actualmente la causa más frecuente de meningitis bacteriana y es responsable de 7 de cada 10 casos de meningitis en España, según los datos del 'Análisis de la temporada 2009-2010' del Boletín Epidemiológico Semanal 2011, que se han expuesto en el VIII Simposio de Pediatría de Málaga, con el objetivo de actualizar conocimientos acerca de las patologías más importantes en salud infantil y para debatir en torno a algunos de los retos del futuro en el campo de la pediatría.

   Esta bacteria puede provocar tanto meningitis como septicemia meningocócica, ambas potencialmente mortales. De hecho, el 10 por ciento de los afectados por meningitis fallece, un índice de mortalidad que alcanza el 40 por ciento en el caso de la septicemia. Además, de los niños que sobreviven a la enfermedad meningocócica, aproximadamente el 20 por ciento experimenta secuelas graves, entre ellas amputaciones, convulsiones, pérdida grave de la audición y retraso menta.

   Debido a la gravedad de esta enfermedad, el simposio organizado por el Grupo Pediátrico Uncibay junto con la colaboración de Novartis Vaccines, ha estado centrado sobre todo en el tratamiento y en la prevención. En este último campo, uno de los temas más importantes son las vacunas y las inmunizaciones. " En concreto, este año, hemos querido destacar especialmente la vacuna antimeningocócica B, que representa una auténtica novedad terapéutica", ha afirmado el director del encuentro y jefe del servicio de Pediatría del Hospital Quiron de Málaga, el doctor Manuel Baca.

   El principal problema de esta enfermedad es que no da tiempo a un diagnóstico precoz. Los casos graves suelen evolucionar en menos de 12 horas. "Desgraciadamente todos los pediatras hemos visto fallecer a niños por el meningococo B", ha asegurado el doctor.

   Por ello, la dificultad de diagnóstico y la rápida progresión de la enfermedad dejan muy poco tiempo a los médicos para actuar, lo que pone de manifiesto la necesidad de prevención de la enfermedad mediante vacunación.

   "No existe una prevención inmediata una vez empezada la enfermedad, ni aplicando de forma muy precoz un tratamiento antibiótico, siempre se llega tarde. La única prevención es hacerlo antes, en este sentido la vacuna tiene un papel imprescindible", ha finalizado el jefe de la Unidad de Hospitalización Pediátrica del Hospital Parc Taulí de Sabadell, el doctor Valentín Pineda.