2 de julio de 2019

Si conduces este verano, usa gafas polarizadas

Si conduces este verano, usa gafas polarizadas
Gafas de sol para conducirPIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director óptico de Cottet, Fabio Delgado, ha aconsejado usar gafas polarizadas para conducir porque acortan en 7 metros la distancia de frenada, recordando que más que un complemento de moda (lo opina así el 65% de los conductores) las gafas de sol son un "aliado indispensable" a la hora de conducir ya que la luz solar en verano puede incrementar el riesgo en la conducción por los deslumbramientos al amanecer y atardecer.

"Las polarizadas ofrecen imágenes más nítidas, sortean mejor los reflejos de luz y acortan en siete metros la distancia de frenada al conducir. Por lo tanto, nos ayudan a sobre llevar el alto índice de luminosidad en las horas centrales del día, evitan la fatiga visual y permiten centrar mejor la vista en la carretera", ha dicho.

En este sentido, ha aconsejado usar siempre gafas de sol homologadas marcadas con el símbolo 'CE', con filtros 3 y 4 en el caso de que se conduca en verano o se vaya a practicar en esta época algún deporte, revisar los grados de absorción de los rayos ultravioletas e infrarrojos, las lentes sean grises (para conducir), marrones (para los que tienen fatoga visual o se cansan cuando conducen), verdes (para los hipermétropes) y naranjas (para los días nublados), evitando las azules.

Por otra parte, el experto ha comentado que, de la misma forma que se realiza una revisión profunda al coche antes de iniciar un viaje, hay que realizarse una revisión de la vida porque el 90 por ciento de la información que se recibe es a través de los ojos.

"Es importante que veamos con nitidez la carretera, señales de tráfico, peatones y distancias de seguridad para poder responder a tiempo a cualquier contratiempo, ya que, de lo contrario, supone un grave peligro para el conductor y para el resto de usuarios de la vía publica", ha dicho Delgado, quien ha recordado que 600.000 conductores españoles conducen con una agudeza visual inferior a la obligada por la ley, y que cerca de 7 millones de conductores padecen, mínimo, una deficiencia visual que afecta a la conducción.

En este punto, el experto ha señalado que hay patologías a tener "muy en cuenta" ya que disminuyen el campo visual considerablemente en conductores afectados de glaucoma, accidentes cerebrovasculares, tratamientos láser para retinopatías, retinitis pigmentosa y otros defectos congénitos.

"La mayor parte de personas con miopía presenta dificultades a la hora de distinguir objetos a distancia, lo que dificulta, en el caso de la conducción, la visión de las señales de tráfico, los paneles de información o las matrículas de otros vehículos. Con hipermetropía, puede manifestarse al cabo de cierto tiempo de conducción dolor de cabeza y fatiga visual. De día conducen mejor, pero presentan problemas por la noche. Sobre las personas que tienen presbicia, afecta a los objetos situados en planos próximos", ha dicho.

Finalmente, ha aconsejado revisar la visión anualmente y antes de los viajes, comprar las gafas en ópticas y tiendas homologadas donde recomendarán la mejor para cada uno de nosotros y para cualquier situación, descansar en los viajes para relajar la vista con ejercicios, aplicar gotas oftálmicas, parpadear seguido durante unos seguidos y revisar la visión de forma periódica.

Contador

Lo más leído