23 de mayo de 2014

La SEPD alerta del aumento del número de personas celiacas

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El número de personas afectadas por enfermedad celiaca está creciendo en los últimos años de manera sustancial y, especialmente, aumentan los casos diagnosticados en adultos, según ha alertado la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD).

De hecho, diversas investigaciones han desvelado que esta enfermedad podría afectar ya al 1 por ciento de la población, lo que significa que una de cada 100 personas es celiaca. No obstante, algunos estudios han mostrado que hasta el 75 por ciento de los pacientes no está diagnosticado.

Como consecuencia de ello, la SEPD va ha organizar un simposio en su LXXIII Congreso anual, que tendrá lugar el próximo mes de junio en Valencia, donde expertos de la organización recordarán que la enfermedad celiaca es un trastorno "mucho más común" de lo que se puede pensar.

"Existen muchos casos sin identificar porque los pacientes no manifiestan síntomas o presentan síntomas no digestivos que hacen que el diagnóstico se retrase durante años y que el paciente visite numerosos médicos hasta llegar al especialista del aparato digestivo", ha explicado el especialista en patología digestiva y experto de la SEPD, Federico Argüelles Arias.

Asimismo, prosigue, la edad media de los pacientes diagnosticados ha ido aumentando situándose en la actualidad por encima de los 40 años. De hecho, se considera que el 20 por ciento de los casos se diagnostica en adultos de más de 60 años, por lo que la celiaquía ha dejado de ser considerada una enfermedad infantil.

MEJORA DE LA TECNOLOGÍA DE LAS PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Ahora bien, al mismo tiempo que ha aumentado el número de casos diagnosticados de pacientes con enfermedad celiaca, la mejora de la tecnología en las pruebas diagnósticas y un mayor conocimiento de los mecanismos desencadenados por el gluten, han permitido detectar otros trastornos relacionados con el consumo del gluten.

"Son patologías que cursan mediante procesos diferentes a la enfermedad celiaca, pero que tienen en común que mejoran al eliminar de la dieta el gluten", ha comentado el especialista en Aparato Digestivo y experto de la SEPD, Francesc Casellas Jordá.

Entre estas patologías cabe destacar: la alergia al gluten, una sensibilidad al gluten que actúa mediante mecanismos propios de la alergia, por lo que, por ejemplo, puede detectarse mediante pruebas cutáneas; y la sensibilidad al gluten no celiaca, que provoca síntomas digestivos que pueden confundirse con la celiaquía, pero cuyas pruebas diagnósticas son negativas para esta enfermedad.

"Estamos empezando a reconocer la sensibilidad al gluten no celiaca. Sabemos que tiene una sintomatología muy parecida a la enfermedad celiaca, pero actúa mediante otros mecanismos relacionados con la inmunidad y que no tiene el componente hereditario. No es una enfermedad rara, sabemos que tiene una alta prevalencia, por lo que en los próximos años, deberemos trabajar para encontrar pruebas diagnósticas objetivas que nos permitan reconocer estas situaciones", ha zanjado Casellas.