13 de noviembre de 2014

El semen disminuye la eficacia de los microbicidas contra el VIH

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio de los Institutos Gladstone en San Francisco (Estados Unidos) y la Universidad de Ulm (Alemania) revela que la eficacia de los microbicidas, compuestos químicos que se pueden aplicar por vía tópica en el tracto genital de la mujer para protegerla contra infecciones de transmisión sexual, pueden ser menos eficaces por el medio principal de transporte del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) durante la transmisión sexual: el semen.

   Por ello, los autores del trabajo, cuyos resultados se publican este miércoles en la revista 'Science Translataional Medicine', proponen que se desarrolle una nueva generación de microbicidas que contengan compuestos que descompongan las fibrillas de amiloide en el semen con el fin de aumentar la eficacia de dichos fármacos.

   En la lucha contra el virus de la inmunodeficiencia humana, se han promocionado los microbicidas como una alternativa eficaz a los preservativos. Sin embargo, aunque estos compuestos tienen éxito en la prevención de la transmisión del virus en un plato de petri, los ensayos clínicos con microbicidas han fracasado en gran medida.

   "Creemos que esto puede ser uno de los factores que explican por qué tantos medicamentos que bloquean eficazmente la infección por VIH en los experimentos de laboratorio no funcionan en el entorno del mundo real", explica el coprimer autor, la científica Nadia Roan, profesora asistente en el Departamento de Urología de la Universidad de California en San Francisco.

   "Hemos demostrado previamente que el semen mejora la infección por el VIH, pero ésta es la primera vez que confirmamos que esta actividad reduce notablemente la eficacia antiviral de los microbicidas", resalta esta investigadora visitante en Gladstone.

   En el estudio, los investigadores probaron la eficacia de varios tipos diferentes de microbicidas dirigidos al virus del VIH en células que habían sido expuestas al VIH en comparación con células que fueron expuestas al VIH y el semen. En general, vieron que las células que tuvieron contacto con el semen tienes tasas de infección por el VIH aproximadamente diez veces superior a la normal y que los microbicidas fueron hasta 20 veces menos eficaces en el bloqueo del virus en estas células que en las no expuestas al semen.

   El semen mejora notablemente la capacidad de infección de VIH a través de la presencia de agregados de proteínas llamados fibrillas amiloides porque el VIH se une a estas fibrillas, haciendo que el virus se agrupe y aumente su capacidad para unirse e infectar a las células del huésped, en este caso la pareja sexual del individuo infectado. Este efecto resulta entonces suficiente para aumentar la capacidad de infección del virus del VIH, disminuyendo las propiedades antivirales de los microbicidas.

   El autor principal del trabajo, Jan Munch, de la Universidad de Ulm, afirma: "Nuestros hallazgos sugieren que dirigirse a los amiloides en el semen es una estrategia alternativa para mejorar la eficacia de los medicamentos. El siguiente paso es crear un compuesto o un cóctel de fármacos que ataque tanto al virus del VIH como a estos fragmentos de amiloide y probar su eficacia. Además, dado que el semen es el principal medio de transmisión del VIH, las pruebas futuras de los microbicidas en el laboratorio deben realizarse en presencia de semen para predecir mejor la eficacia antirretroviral en la vida real".

   Para ver que era el semen el que estaba teniendo este efecto sobre los microbicidas y no alguna otra sustancia el VIH, los investigadores repitieron los experimentos utilizando semen de hombres cuyo esperma no aumenta la infección por VIH debido a un trastorno llamado obstrucción de los conductos eyaculadores. En presencia de estas muestras, no hubo una disminución en la efectividad de los microbicidas antivirales, lo que confirma la importancia de los efectos promotores del VIH del semen al contrarrestar la eficacia de estos fármacos.

   La mayoría de los microbicidas trabajan atacando el virus en sí, tratando de romper o bloquear su capacidad para infectar una célula, pero el aumento de la capacidad de infección del VIH en presencia de semen parece derrotar los efectos antivirales de los microbicidas. La única excepción a este hallazgo es un tipo diferente de microbicida que actúa sobre los receptores de las células huésped, llamado Maraviroc, que fue igualmente eficaz en la prevención de la infección con y sin la presencia de semen.

   "Hay importantes potenciales implicaciones clínicas de este estudio", dice Warner Greene, director del Instituto Gladstone de Virología e Inmunología y autor principal del artículo. "Este estudio arroja luz sobre por qué los primeros microbicidas no funcionaron y nos proporciona una manera de solucionar este problema mediante la creación de un nuevo fármaco compuesto que combina antivirales e inhibidores de amiloide", concluye.