13 de febrero de 2014

Sanofi Pasteur MSD recuerda la importancia de protegerse frente a las ITS porque aumentan el riesgo de cáncer

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Europeo de la Salud Sexual, Sanofi Pasteur MSD ha recordado la importancia de protegerse frente a las infecciones de transmisión sexual (ITS) puesto que repercuten en la salud reproductiva, materna y neonatal, e incluso pueden aumentar el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer como por ejemplo el cáncer de cuello de útero.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que existen más de 30 bacterias, virus y parásitos que se transmiten por contacto sexual, y entre las que destacan la clamydia, la gonorrea, la hepatitis B, la sífilis, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el virus del papiloma humano(VPH).

"La ausencia de síntomas de algunas de las ITS hace recomendable el diagnóstico precoz. Sin embargo, el uso de preservativos o la prevención, frente a aquellas infecciones que exista vacuna, como puede ser el VPH o la Hepatitis B, se consideran métodos eficaces y seguros para evitar complicaciones y secuelas graves sobre la salud", ha comentado el jefe de sección Ginecología del Hospital Universitario Basurto de Bilbao, Daniel Andía.

Y es que, las infecciones por VPH se han incrementado en los últimos años, siendo ya un muy frecuente y de fácil transmisión por contacto genital que afecta tanto a hombres como a mujeres. En este sentido, los expertos aseguran que alrededor de un 75 por ciento de las personas sexualmente activas se infectarán con el VPH en algún momento de su vida.

Aunque el 40 por ciento de todas las mujeres a las que se les diagnostica cáncer de cuello de útero (CCU) tienen entre 35 y 54 años de edad, en su mayoría es probable que estuvieran expuestas al virus cuanto tenían entre 16 y 25 años4 debido a que se transmite por contacto sexual y la infección por VPH puede tardar años en desarrollar un cáncer.

"Es aconsejable la vacunación a cualquier edad independientemente de si se han tenido relaciones sexuales o no, aunque es preferible antes de que se inicien relaciones sexuales para evitar cualquier exposición al virus", ha apostillado Andía.

No obstante, el CCU no es el único cáncer que puede provocar el VPH, aunque sí es el más frecuente, existe cada vez más evidencia de la implicación de otros cánceres del aparato genital masculino y femenino como son el cáncer de vulva, vagina, pene y ano. Así como también hay evidencia de relación directa de algunos tipos de VPH, con los condilomas o verrugas genitales.

"El diagnóstico precoz en caso de duda o de exposición, el uso de preservativos y la prevención son los métodos más seguros y eficaces para evitar las consecuencias de las ITS. Asimismo, es necesario acudir al especialista o a los centros especializado, como pueden ser los centros de planificación familiar, para obtener mayor información acerca de los riesgos de las ITS y cómo prevenirlas", ha zanjado.

Para leer más