20 de marzo de 2009

Sanidad lanza una guía para combatir la obesidad en los inmigrantes

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, ha lanzado una guía de alimentación dirigida al inmigrante cuyo objetivo es mejorar los hábitos nutricionales de este colectivo y combatir así sus problemas de obesidad, cuyas tasas superan a las nacionales por ser "más caros y escasos" los productos de sus países en España y por "desconocer" qué productos locales podrían ser una buena alternativa.

Esta guía, dirigida a los seis colectivos de inmigrantes más abundantes en España --latinoamericanos, de Europa del Este, magrebíes, africanos, indo-pakistaníes y chinos-- y de la que se distribuirán unos 50.000 ejemplares por consulados, ONG y oficinas de información al consumidor, fue presentada hoy en Madrid por el presidente de la AESAN, Roberto Sábrido, y los autores del documento.

Se trata de un folleto de 32 páginas sencillo en contenidos, visual y fácil de leer, con consejos de seguridad alimentaria, como la importancia de revisar la fecha de caducidad de los alimentos; tablas con equivalencias entre los alimentos de los diferentes países de origen de los inmigrantes y los productos nacionales, tanto en calorías como en cantidad recomendada, y recetas para prepararlos.

Según Sabrido, el objetivo de esta iniciativa, cuyo lema es 'Una alimentación sana para todos', es "facilitar la integración en España de las personas de culturas y etnias diversas" a través de la mejora de sus hábitos alimentarios y combatir los problemas de obesidad que sufre este colectivo, con "tasas superiores a la de la población nacional", sobre todo a causa de la escasez de recursos económicos.

"A menos recursos económicos, mayores tasas de obesidad", acotó el el presidente de la AESAN, quien explicó que, en general, la alimentación de los inmigrantes y la de la población nacional se diferencian en que los inmigrantes comen "más carne de vaca, de ave y arroz" que el resto de la población y que, por colectivos, se desmarcan los asiáticos, que con un 60 por ciento de consumo de pescado blanco son el colectivo que más pescado come en España.

"TRADUCIR ALIMENTOS, ENSEÑAR RECETAS"

En este sentido intervino también el profesor Josep A. Tur Marí, del Departamento de Biología Fundamental y Ciencias de la Salud de la Universidad de las Islas Baleares y uno de los responsables de la guía, quien explicó que el problema de los inmigrantes con la comida se basa en que los alimentos propios de sus países son aquí "más caros y escasos", por lo que optan por alternativas menos saludables.

"Consiste en traducir sus alimentos y raciones a las nuestras, que sepan qué frutas y verduras de temporada se venden en el mercado y que cuenten con una guía sencilla y visual sobre alimentación sana que puedan colocar en la nevera", indicó el experto, quien reconoce que, con la llegada de los inmigrantes, también nuestra alimentación y los estantes de los supermercados españoles "está cambiando".

Para Joy Ngo de la Cruz, otra autora de esta guía, otro apartado interesante en este documento es el que explica a los inmigrantes cómo preparar platos que nunca antes habían comido en su tierra y de qué forma cocinar los nuevos alimentos, lo que ayudará a la integración de los primeros inmigrantes, entre quienes los hábitos alimenticios es "lo último que se cambia", y a enseñar a los de las últimas generaciones los mejores hábitos en la cocina.