17 de febrero de 2012

Sanidad advierte de las interacciones de un fármaco para la hepatitis C con algunas terapias anti-VIH

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales, ha advertido de que el tratamiento para la hepatitis C boceprevir, comercializado por MSD con el nombre de 'Victrelis', puede provocar interacciones con algunas terapias anti-VIH.

En concreto, y según la alerta remitida a todos los profesionales sanitarios, afecta a los inhibidores de la proteasa atazanavir, que Bristol Myers Squibb (BMS) comercializa como 'Reyataz'; darunavir o 'Prezista', de Janssen; y lopinavir o 'Kaletra', de Abbott.

'Victrelis' está aprobado para su uso en pacientes con el genotipo 1 de la hepatitis C, en combinación con peginterferón alfa y ribavirina, en pacientes adultos con enfermedad hepática compensada que no han recibido tratamiento previamente, o en los que ha fracasado el tratamiento previo.

Sin embargo, los resultados de un estudio realizado en 39 voluntarios sanos para evaluar posibles interacciones con otros fármacos mostró como redujo las concentraciones medias de atazanavir, darunavir y lopinavir (administrados conjuntamente con ritonavir) en un 49, 59 y 43 por ciento, respectivamente.

Además, la concentración plasmática máxima de estos inhibidores de la proteasa se redujeron entre un 30-44 y 25-36 por ciento respectivamente.

Asimismo, la administración concomitante de 'Victrelis' y atazanavir (también administrado junto con ritonavir) no produjo cambios en el área bajo la curva de boceprevir.

El descenso en los niveles plasmáticos podría significar que estos medicamentos resultan menos eficaces si se administran conjuntamente en pacientes co-infectados por el VIH y por el virus de la hepatitis C.

Para valorar las consecuencias clínicas de esta interacción farmacocinética, consideran necesario conocer los resultados de los ensayos clínicos sobre seguridad y eficacia de 'Victrelis' actualmente en curso en pacientes coinfectados con ambos virus.

No obstante, hasta entonces se recomienda como medida de precaución que este fármaco no se administre conjuntamente con darunavir o lopinavir mientras que, en el caso de atazanavir, deberá valorarse caso a caso en pacientes que muestren supresión virológica y tengan cepas no resistentes al tratamiento frente al VIH.