La sangre del cordón umbilical expandida muestra potencial para usarse en trasplantes de médula ósea en adultos

La sangre del cordón umbilical expandida muestra potencial para usarse en trasplantes de médula ósea en adultos
7 de diciembre de 2018 FLICKER/BANC DE SANG I TEIXITS - ARCHIVO

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las células madre del cordón umbilical que se cultivan y expanden fuera del cuerpo antes de ser utilizadas para el trasplante de médula ósea en pacientes adultos con cáncer de sangre parecen seguras y restauran la recuperación del recuento sanguíneo más rápido que la sangre normal del cordón umbilical.

Los hallazgos, liderados por un investigador del 'Duke Cancer Institute', en Estados Unidos, son de un estudio de fase I/II del tratamiento biológico, NiCord, en 11 sitios de ensayos clínicos. La investigación, que se detalla en un artículo publicado en la edición digital de este martes de 'Journal of Clinical Oncology', avanza en los esfuerzos para mejorar el uso de la sangre del cordón umbilical entre los adultos que han sido diagnosticados con cáncer de la sangre.

Se ha demostrado que la sangre del cordón umbilical es una fuente rica de células madre y se usa comúnmente para el trasplante en niños, pero la cantidad de células madre tiende a ser demasiado baja para los adultos, lo que desalienta su uso. En el proceso de expansión de la terapia de investigación, la sangre del cordón umbilical se somete a un cultivo de tres semanas de células madre fuera del paciente antes del trasplante.

"Aunque el trasplante de sangre del cordón umbilical se ha utilizado durante 30 años, la tecnología de expansión representa una oportunidad para mejorar los resultados para los pacientes adultos", señala el autor principal del estudio, Mitchell Horwitz, profesor de Medicina en Duke. "Este estudio muestra que una sola unidad de este producto parece que se puede suministrar de manera segura a pacientes de todo el mundo", añade.

Ya está en marcha un ensayo de fase III más grande de NiCord y, si se replican los resultados, el fabricante del producto, Gamida Cell, planea buscar la aprobación de NiCord por parte de la FDA (agencia estadounidense del medicamento), adelanta Horwitz. La compañía proporcionó apoyo financiero para los ensayos clínicos.

INJERTO EXITOSO EN MÁS DEL 90 POR CIENTO DE PACIENTES A LAS SEIS SEMANAS

En su estudio, Horwitz y sus colegas analizaron los resultados de 36 pacientes adultos con cáncer de sangre que recibieron un trasplante de sangre de cordón umbilical con NiCord. Este grupo se comparó con un grupo histórico de pacientes estrechamente emparejados enumerados en el banco de datos de Investigación del Centro para la Investigación Internacional de Trasplantes de Sangre y Médula Médica que recibió sangre de cordón sin expansión.

Los investigadores informaron que el 94 por ciento de los pacientes que recibieron el producto en investigación tuvieron un injerto exitoso dentro de las seis semanas. Dos pacientes experimentaron fracaso del injerto secundario atribuible a infecciones virales.

La recuperación del recuento sanguíneo ocurrió mucho antes entre los pacientes que recibieron el producto en investigación, un hito importante que mejora la capacidad del paciente para combatir infecciones. El tiempo medio para la recuperación de los neutrófilos fue de 11,5 días para los pacientes que recibieron el NiCord, en comparación con los 21 días para los que recibieron sangre del cordón umbilical solo. La recuperación de plaquetas fue de 34 días para el grupo de NiCord, en comparación con 46 días para la sangre del cordón umbilical sola.

"En comparación con el trasplante estándar de sangre de cordón umbilical, la reducción en el tiempo de recuperación se traduce en una mejora significativa en el perfil de seguridad del procedimiento de trasplante --señala Horwitz--. Es cuando sus recuentos sanguíneos son bajos el momento en el que los pacientes son más vulnerables a las infecciones, por lo que, al reducir ese tiempo a 11,5 días, acortamos ese periodo vulnerable".

Contador