23 de noviembre de 2012

Una sustancia relacionada con la grasa puede ayudar a tratar la epilepsia

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Científicos de las universidades de Londres y Royal Holloway, en Reino Unido, han descubierto que una sustancia que produce el organismo cuando utiliza grasa como combustible puede convertirse en un nuevo medicamento para tratar la epilepsia, según los resultados preliminares que publica la revista 'Neuropharmacology'.

La idea surgió por una dieta especial a la que se somete a algunos niños con una forma de epilepsia severa y resistente a los fármacos. La llamada dieta cetogénica es rica en grasas y baja en carbohidratos, y funciona simulando aspectos del ayuno forzando al organismo a quemar grasas en lugar de carbohidratos.

Aunque a menudo es efectiva, esta dieta ha sido criticada porque los efectos secundarios pueden ser graves y potencialmente conducir a estreñimiento, hipoglucemia, retrasos en el crecimiento y fracturas óseas.

Pero los investigadores confiaban en que, identificando los ácidos grasos de la dieta cetogénica que son efectivos en el control de la epilepsia, pudieran desarrollar una tableta para niños y adultos que ofreciera un control similar para la enfermedad sin los efectos secundarios.

En ensayos preliminares, según han explicado en declaraciones a la BBC, los científicos identificaron ácidos grasos que parecen ser buenos candidatos para llevar a cabo esa función.

Encontraron que algunos de los ácidos grasos no sólo superaron el efecto de un medicamento regular para epilepsia, llamado valproato, para controlar convulsiones en animales, sino que también mostraron menos efectos secundarios.

Según ha destacado el profesor Matthew Walker, "este hallazgo ofrece todo un nuevo enfoque para el tratamiento de las epilepsias resistentes a los medicamentos en niños y adultos".

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de la organización Epilepsy Action, Simon Wigglesworth, ha avanzado que ya se sabía que la dieta cetogénica podía ser un tratamiento sumamente efectivo en niños con epilepsia difícil de controlar y está comenzando a utilizarse en adultos".

"La dieta es alta en grasas y baja en carbohidratos y el equilibrio de la dieta necesita ser cuidadosamente controlado en cada niño. Aunque algunos logran manejar muy bien la dieta otros encuentran que ésta es desagradable y difícil de seguir", ha explicado, mostrándose entusiasmado "a ver cómo progresa esta investigación".