9 de junio de 2014

La inflamación puede explicar la relación entre diabetes y depresión

NUEVA YORK, 9 Jun. (Reuters/EP) -

Científicos del Instituto de Psiquiatría del King College de Londres, en Reino Unido, han descubierto que las personas con diabetes que además sufren un cuadro depresivo tienen más marcadores de inflamación en sangre que las personas que no presentan un trastorno mental, lo que podría ayudar a explicar la relación entre ambos factores, según los resultados de un estudio publicado en 'Diabetes Care'.

La inflamación es un signo de que el cuerpo responde a una enfermedad u otro factor causante de estrés. Estudios previos ya habían demostrado que las personas con diabetes tienen más riesgo de depresión y, en estos casos, la enfermedad se agrava a largo plazo más que en quienes no sufren un trastorno mental.

"El objetivo era saber por qué la depresión es tan mala para la diabetes, y ahora hemos visto que tras ello puede haber una posible explicación biológica", ha apuntado Khalida Ismail, autor del estudio.

En el trabajo participaron un total de 1.227 personas con diabetes tipo 2 recién diagnosticadas y en ellos se vio que los que presentaban síntomas depresivos solían ser más jóvenes y tenían más sobrepeso. Además, también presentaban mayores tasas de problemas cardiovasculares y mayores niveles de inflamación en sangre.

Tras establecer diferencias en función de otros marcadores como edad, sexo, índice de masa corporal o consumo de medicamentos, vieron que seis de los 12 marcadores inflamatorios utilizados estaban presentes en los pacientes depresivos.

Las primeras conclusiones hacían pensar que el mayor riesgo de depresión era consecuencia de la mayor carga psicológica de la diabetes, hasta el punto de que "cuando se trata el trastorno mental, el control de la diabetes mejora".

Sin embargo, la implicación de la inflamación demuestra que no es así ya que ésta actúa "como motor" que acaba deteriorando el cerebro, el páncreas o el sistema cardiovascular. De hecho, la depresión podía estar en parte provocada por la propia inflamación. "No sabemos qué es lo primero", ha añadido.

Para leer más