15 de enero de 2014

R.Unido.- Diseñan un programa para que los pacientes con diabetes tipo 1 controlen su hipoglucemia sin ansiedad

NUEVA YORK, 15 Ene. (Reuters/EP) -

Un equipo del King College de Londres (Reino Unido) ha desarrollado un programa para pacientes con diabetes tipo 1 que en apenas seis semanas puede ayudar a las personas a controlar su ansiedad cuando tienen bajos los niveles de azúcar en sangre, informa la revista 'Diabetes Care'.

Las personas con diabetes tipo 1 que necesitan insulina para sobrevivir corren el riesgo de sufrir hipoglucemia, un problema que también puede afectar a los pacientes diabetes tipo 2 también, especialmente si utilizan insulina o sulfonilureas.

Esta falta de azúcar suele provocarles temblores, confusión, sudoración e incluso problemas de visión, lo que puede afectarles a la hora de controlarse los niveles de glucosa", ha explicado el psicólogo Andrew Keen, psicólogo de la Universidad de Aberdeen (Escocia) que no participó en el estudio.

Además, hay pacientes que pierden la capacidad de reconocer estos síntomas, y una hipoglucemia no tratada puede provocar convulsiones e incluso la pérdida del conocimiento. Y en otros casos, hay pacientes que no prestan atención cuando sus niveles están demasiado bajos, por falta de conciencia de los peligros que puede conllevar.

Para contrarrestar estas situaciones y concienciar al paciente diabético, la investigadora Stephanie Amiel y su equipo ideó un programa para formar a los pacientes sobre los síntomas de la hipoglucemia para evitarla, y asimismo combatir las posibles barreras emocionales que pudieran surgir.

El entrenamiento consistió en tres sesiones de grupo semanales, durante todo un día cada una, y un seguimiento individual en persona y por teléfono durante las semanas cuatro y cinco, con una sesión de grupo de todo el día final centrado en la prevención de recaídas. Además, siguieron a los pacientes durante un año después de finalizar el programa.

Entre los 23 participantes que completaron el programa, 14 informaron de que se habían desmayado a lo largo del año previo al inicio del estudio como consecuencia de un nivel bajo de azúcar, tres admitieron que incluso habían acudido a Urgencias y otros tantos que habían tenido que ser ingresados.

En cambio, después del programa el número de episodios de hipoglucemia grave se redujo de tres a cero, mientras que los casos moderados (aquellos que pudieron ser controlados por el propio pacientes) se redujeron de 14 a ninguno.

Además, los pacientes estaban "significativamente menos preocupados" por tener alto el azúcar y, prueba de ello, es que sus niveles no cambiaron.

Para leer más