2 de abril de 2014

Comenzar a fumar pronto puede aumentar el riesgo de tener hijos con sobrepeso

Comenzar a fumar pronto puede aumentar el riesgo de tener hijos con sobrepeso
CEDIDA

LONDRES, 2 Abr. (Reuters/EP) -

Científicos del University College London, en Reino Unido, aseguran que los hombres que comienzan a fumar antes de los 11 años tienen más riesgo de tener hijos con sobrepeso, según los resultados de un estudio publicados en el 'European Journal of Human Genetics'.

Este hallazgo se suma a la evidencia de que los hábitos de vida pueden afectar a la salud propia y a la de generaciones futuras, y en este caso los autores apuntan que podría deberse a que la exposición tan precoz al humo del tabaco puede provocar cambios metabólicos que se manifiestan en sus descendientes.

"Este descubrimiento de los efectos intergeneracionales tiene grandes implicaciones para la investigación, sobre todo ante el actual aumento de la obesidad", ha reconocido Marcus Pembrey, profesor de Genética del University College que dirigió el estudio.

Para su trabajo analizaron datos de un total de 9.886 padres, de quienes tenían de forma detallada información tanto de su genética como de sus hábitos de vida, así como de la de sus hijos. De este modo, vieron como 5.376 (54%) habían fumado en algún momento y, de ellos, un total de 166 (3%) dijeron que habían comenzado a fumar regularmente antes de los 11 años.

Tras analizar los datos de los hijos de este subgrupo, vieron que el índice de masa corporal de los hijos de 13, 15 y 17 años era más alto que el de los hijos de quienes habían comenzado a fumar más adelante, o no lo habían hecho nunca.

"Estos chicos tenían niveles significativamente más altos de grasa, de hasta 5 y 10 kilos de más en adolescentes de 13 a 17 años", aseveró Pembrey. En cambio, este efecto intergeneracional no se observó en el caso de las hijas.

El experto en Nutrición de la Universidad de Southampton (Reino Unido) Graham Burdge, que no participó en el estudio, reconoce que estos resultados solo muestran una asociación que no puede interpretarse como que el tabaquismo paterno y precoz puede provocar obesidad en sus hijos".

Sin embargo, el profesor de Epidemiología Genética del Kings College de Londres Tim Spector, que tampoco formó parte del mismo, sí cree que los resultados son interesantes y convincentes "aunque no definitivos", y propone nuevos estudios que confirmen si el tabaquismo puede provocar cambios epigenéticos en el ADN.

Para leer más