31 de agosto de 2015

Tu riesgo de obesidad depende de dónde esté tu lugar de trabajo

Tu riesgo de obesidad depende de dónde esté tu lugar de trabajo
FLICKR MARIO MANCUSO

NUEVA YORK, 31 Ago. (Reuters/EP) -

Un estudio de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) ha revelado que los entornos laborales saludables ayudan a que los trabajadores tengan menos obesidad, al menos entre la población más joven, según los resultados de un trabajo publicado en el 'Journal of Epidemiology and Community Health'.

En concreto, según los resultados de un trabajo publicado en el 'Journal of Epidemiology and Community Health', vieron que en las empresas que fomentan hábitos de vida saludables entre sus empleados o están situadas en entornos más saludables el 17 por ciento de los trabajadores jóvenes eran obesos, frente al 24 por ciento de los de empresas donde no se fomentan estas prácticas o que, por su localización, no favorecen que los trabajadores lleven una vida saludable.

"Yo personalmente he visto como el entorno de mis lugares de trabajo ha influido en mis hábitos de vida, tanto alimenticios como en mi actividad física", ha reconocido Allison Watts, autora del estudio.

Los investigadores realizaron entre 1998 y 1999 un total de 1.538 encuestas a jóvenes que todavía se encontraban estudiando, y la repitieron diez años después para ver si sus hábitos de vida habían cambiado al incorporarse al mercado laboral. En esta segunda parte del estudio, la edad media de los participantes era de 25 años, y casi la mitad tenían un nivel socioeconómico alto.

Menos de la mitad decía comer al menos cinco raciones de frutas y verduras al día, un 27 por ciento bebía al menos una bebida azucarada y un 20 por ciento recurría a la comida rápida o 'fast-food' al menos tres veces por semana. Y en cuanto a la actividad física, más de la mitad decía practicar al menos 2,5 horas de ejercicio por semana y optaban por caminar o montar en bicicleta.

En la mayoría de lugares de trabajo de los encuestados tenían acceso a refrescos y bollería, casi la mitad decían que resultaba fácil seguir una dieta saludable y estar físicamente activos en el trabajo, menos de la mitad trabajaban a menos de media hora andando de casa; un porcentaje similar trabajaba a menos de 10 minutos de un gimnasio, y algo más de la mitad tenía a la misma distancia algún establecimiento de comida rápida.

En términos generales, el 19 por ciento de los participantes eran obesos pero, al cruzar los datos, vieron que el sobrepeso era menos frecuente en quienes trabajaban con al menos tres factores saludables a su alrededor.

"Los jóvenes están sometidos a muchos factores de estrés por la falta de tiempo que les lleva a hacer malabarismos para compaginar la vida laboral y personal, lo que hace que muchos tengan que decidir entre lo conveniente y lo asequible", ha reconocido Watts, que anima a las empresas a que tengan en cuenta estos factores para hacer que sus empleados tengan una vida más saludable.