3 de enero de 2018

El riesgo de muerte entre niños prematuros de raza negra es mayor que entre los blancos

El riesgo de muerte entre niños prematuros de raza negra es mayor que entre los blancos
PIXABAY/ SEPPH

MADRID, 3 Ene. (Reuters/EP) -

Los bebés prematuros de raza negra tienen más riesgo de muerte y complicaciones que los de raza blanca ya que suelen nacer en peores hospitales, según un estudio realizado por investigadores del Instituto de Investigación de Salud de la Mujer de la Facultad de Medicina de Icahn en Mount Sinaí en Nueva York (Estados Unidos).

En el trabajo, publicado en 'JAMA Pediatrics', de los 7.177 bebés prematuros nacidos en 39 hospitales de toda la ciudad, el 28 por ciento murió o experimentó complicaciones graves, si bien, en comparación con los bebés blancos, los de raza negra tuvieron casi el doble de probabilidades de morir o tener problemas de salud graves.

Una disparidad que, a juicio de los científicos, se debe, al menos en parte, al hecho de que los niños blancos tienen más posibilidades de nacer en hospitales que atienden mejor a los bebés prematuros. "La calidad del hospital es una causa importante y modificable de disparidades raciales en los resultados neonatales", han explicado.

El trabajo se ha centrado en los bebés prematuros más vulnerables, nacidos entre las 24 y 31 semanas de gestación durante los años 2010 y 2014. Estos bebés suelen tener dificultades al respirar y digerir los alimentos, así como problemas cognitivos, visuales, auditivos, sociales y de comportamiento en la edad adulta.

Durante el tiempo del estudio, aproximadamente el 8 por ciento murió dentro de las primeras cuatro semanas de vida y casi el 23 por ciento experimentaron complicaciones médicas graves en este periodo. No obstante, estos resultados variaron considerablemente dependiendo del hospital, con tasas de mortalidad que oscilaron entre el 10 y el 58 por ciento.

De hecho, cuando los investigadores clasificaron los hospitales en tres grupos, desde el que el tenía la tasa más baja de mortalidad hasta el que contaba con la incidencia más alta, comprobaron que los bebés de raza negra tenían más probabilidades de nacer en los centros con las estadísticas de fallecimiento más altas (43% frente al 23% de los blancos).