22 de octubre de 2015

Relacionan el tabaquismo pasivo con el riesgo de caries en niños

Relacionan el tabaquismo pasivo con el riesgo de caries en niños
PIXABAY

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La exposición al humo del tabaco "de segunda mano" está vinculada con un mayor riesgo de caries en los niños pequeños, según revela una nueva investigación de expertos del Departamento de Farmacoepidemiología de la Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Kyoto, en Japón. Aunque estos resultados no pueden establecer la causalidad, apoyan la ampliación de las intervenciones de salud pública y clínicas para reducir el humo de segunda mano, dicen los investigadores.

El nivel de caries dental en los dientes de leche (de bebés) en los países desarrollados sigue siendo alta, con un 20,5 por ciento en niños de 2 a 5 años en Estados Unidos y 25 por ciento en niños de 3 años en Japón. Aunque los métodos establecidos para la prevención de caries en los niños pequeños se limitan a la restricción de azúcar, la administración de suplementos de fluoruro oral y barniz de flúor, algunos estudios han sugerido asociaciones entre el humo de segunda mano y las caries.

Pero todavía no se sabe si la reducción del humo de segunda mano entre los niños contribuiría a la prevención de la caries. Así que un equipo de investigadores con sede en Japón se propuso investigar el tabaquismo durante el embarazo y la exposición al humo de los hogares en los recién nacidos a los cuatro meses de edad como factores de riesgo de caries en los dientes de leche.

Los investigadores analizaron los datos de 76.920 niños nacidos entre 2004 y 2010, asistiendo a exámenes de salud de rutina a los 0, 4, 9 y 18 meses y a los 3 años de edad en los centros de atención de salud en la ciudad de Kobe, Japón. Los padres completaron cuestiones con el fin de que los científicos pudieran evaluar la exposición al humo de segunda mano desde el embarazo hasta los 3 años de edad y otros factores de estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de higiene bucal.

La incidencia de caries en los dientes de leche se definió con al menos un diente cariado, perdido o empastado evaluada por dentistas calificados. La prevalencia del consumo de tabaco entre los niños de los hogares incluidos en el estudio fue del 55,3 por ciento y en el 6,8 por ciento existía evidencia de exposición al tabaco.

Se identificaron un total de 12.729 casos de caries dental, en su mayoría dientes cariados. En comparación con los que no tienen fumadores en la familia, la exposición al humo del tabaco a los 4 meses de edad se asoció con un aumento de aproximadamente el doble de riesgo de caries.

El riesgo de caries también se incrementó entre las personas expuestas al consumo de tabaco de los hogares, por 1,5 veces, mientras que el efecto del tabaquismo materno durante el embarazo no fue estadísticamente significativo. Se trata de un estudio observacional así que no hay conclusiones definitivas sobre causa y efecto, enfatizan los autores, y los resultados pueden haber resultado influenciados por otros factores no medidos.

Sin embargo, concluyen: "La exposición al humo de segunda mano a los 4 meses de edad, que experimentaron la mitad de todos los niños de esa edad en la ciudad de Kobe, Japón, se asocia con un mayor riesgo de caries en dientes de leche. Aunque estos resultados no pueden establecer causalidad, apoyan la ampliación de intervenciones de salud pública y clínicas para reducir el humo de segunda mano".