1 de julio de 2019

Las 3 reglas básicas para nadar con seguridad, según la OMS

Las 3 reglas básicas para nadar con seguridad, según la OMS
Nadar, natación, bañarse, piscinaPIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aconsejado, con motivo del comienzo de las vacaciones de verano, no nadar solo, ni después de consumir alcohol y en lugares reconocidos y seguros, preferiblemente con patrullas de salvavidas y equipos de seguridad presentes.

"Los niños pequeños solo pueden ser supervisados por adultos cuando nadan, no por niños mayores que tienen su propio interés en jugar o que se pueden distraer fácilmente. La supervisión efectiva de un adulto requiere una vigilancia constante, por lo que si está leyendo un libro, respondiendo a un correo electrónico en su teléfono o participando en otras actividades, no está cuidando a sus hijos. Una tragedia por ahogamiento puede ocurrir muy rápidamente e, incluso, cuando hay adultos cerca", ha dicho la OMS.

Por ello, ha aconsejado utilizar dispositivos personales de flotación, especialmente cuando navegue o practique pesca en aguas abiertas, avisando de que las condiciones pueden cambiar rápidamente e, incluso, los nadadores experimentados pueden encontrarse en problemas. De hecho, se estima que el 85 por ciento de los ahogamientos anuales relacionados con la navegación podrían evitarse usando un dispositivo de flotación personal.

"Los padres y cuidadores deben aprender sobre la resucitación cardiopulmonar (RCP), ya que puede salvar la vida de un niño en una situación de casi ahogamiento. Si tiene una piscina en casa, las cercas de aislamiento son una de las estrategias más efectivas para evitar que los niños pequeños accedan al agua sin supervisión", ha dicho el organismo.

Por otra parte, la OMS ha recordado que cada año unos 2.200 niños de 5 a 14 años mueren a causa de lesiones durante los viajes (18.500 adultos), por lo que ha instado a la población a respetar los límites de seguridad y conducir de acuerdo a las condiciones del camino para mantener a su familia segura.

"La fatiga puede perjudicar al conductor tanto como el alcohol, las drogas o las medicinas. Al conducir largas distancias, recuerde tomar un descanso cada dos horas. Las temperaturas más altas también aumentan la somnolencia, por lo que es importante mantenerse hidratado y asegurarse de que su vehículo esté bien ventilado", ha aconsejado.

Los asientos para niños pueden ocupar espacio adicional, pero son "absolutamente vitales" para garantizar la seguridad de los niños cuando viajan en un automóvil. Finalmente, ha recordado a los conductores que ahora hay más menores en las calles, por lo que ha solicitado aumentar la atención a la carretera.