11 de febrero de 2014

Registrado el primer caso de poliomelitis en Kabul desde 2001

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Sanidad de Afganistán ha ordenado el lanzamiento de una campaña de vacunación contra la poliomelitis en la capital, Kabul, después de que se haya registrado el primer caso de la enfermedad en la capital del país desde 2001.

La paciente es una niña de tres años perteneciente a la comunidad kuchi, antiguamente nómada y actualmente asentada en una de las colinas ubicadas en el este de la capital, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

En dicha comunidad no hay agua corriente ni electricidad, mientras que algunos de los integrantes de las mismas viven en tiendas de campaña. Una vez que los trabajadores sanitarios han vacunado a los niños, han marcado sus manos con tinta azul y han escrito la fecha del procedimiento en una de las paredes.

La poliomelitis, que sigue siendo endémica en Afganistán, Pakistán y el norte de Nigeria, ha sido eliminada de prácticamente la totalidad del resto de países del mundo.

En dichos países, grupos extremistas islámicos han obstruido las operaciones de los trabajadores sanitarios, evitando que las campañas de vacunación se completen o siquiera se lleven a cabo.

Sin embargo, desde que los talibán afganos cambiaron su política al respecto, permitiendo las vacunaciones en los últimos años, ha habido una disminución de los casos en el país, pasando de 80 casos en 2011 al 14 en 2013.

Algunos grupos vinculados a los talibán paquistaníes también se han pronunciado a favor de las vacunaciones en los últimos meses, si bien algunos siguen bloqueando los esfuerzos en este sentido y atacan a los equipos médicos y a las fuerzas de seguridad que les protegen.

La cepa de poliomelitis existente en Afganistán y Pakistán es idéntica y, debido al paso de alrededor de 1,5 millones de niños a través de la frontera de forma anual, el contagio es difícil de evitar. La práctica totalidad de los casos registrados el año pasado en Afganistán fue en zonas fronterizas con Pakistán.

En este sentido, la ministra de Sanidad afgana, Soraya Dalil, ha sostenido que la oposición de algunos grupos radicales a las campañas de vacunación supone una amenaza que "mina" los esfuerzos contra la poliomelitis llevados a cabo por las autoridades afganas.

"Este nuevo caso en Kabul nos indican que los esfuerzos para lograr la erradicación de la poliomelitis aún no han terminado y que, de hecho, debemos acelerarlos para conseguir que todos los niños, sin importar dónde estén, reciben su vacuna", ha remachado.