30 de enero de 2020

El reemplazo de válvula aórtica transcatéter muestra seguridad similar a la cirugía a corazón abierto, según estudio

El reemplazo de válvula aórtica transcatéter muestra seguridad similar a la cirugía a corazón abierto, según estudio
Corazón - GETTY - ARCHIVO

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio liderado por el Instituto del Corazón Smidt en el Cedars-Sinai (Estados Unidos) ha mostrado que los pacientes que se someten a un reemplazo de válvula aórtica transcatéter mínimamente invasivo (TAVR) tienen resultados clínicos similares a los de los pacientes a los que se realiza una cirugía tradicional a corazón abierto para reemplazar la válvula.

La investigación, conocida como 'PARTNER 2A', compara los resultados a largo plazo de los dos enfoques diferentes para tratar la estenosis aórtica, un problema cardíaco común que afecta a un 12 por ciento de las personas mayores de 65 años. En la investigación, publicada en la revista 'The New England Journal Of Medicine', han participado más de 2.000 pacientes.

"Los resultados de este estudio son alentadores porque la TAVR fue comparable en términos de resultados. Estos hallazgos permiten a los pacientes tener más tranquilidad y someterse a un procedimiento menos invasivo. A diferencia de la cirugía, la TAVR se realiza ahora a menudo sin o con mínima anestesia y con el alta del hospital al día siguiente", explica el autor principal del estudio, Raj Makkar.

Durante el procedimiento de TAVR, un cardiólogo intervencionista inserta una válvula de reemplazo en un catéter y la guía a través de una arteria hasta el corazón del paciente, donde un globo se expande para presionar la válvula en su lugar.

Los investigadores del estudio en 57 centros médicos analizaron a aproximadamente 1.000 pacientes con estenosis aórtica que se sometieron al procedimiento mínimamente invasivo y a 1.000 pacientes que se con una cirugía a corazón abierto. Los pacientes fueron seguidos durante 5 años, a partir de 2011.

Según sus datos, no hubo diferencias estadísticas entre los dos grupos en las tasas de mortalidad o en las tasas de accidentes cerebrovasculares incapacitantes. A los cinco años de seguimiento, tanto los pacientes con TAVR como los que fueron sometidos a cirugía a corazón abierto experimentaron mejoras similares en las medidas de calidad de vida específicas de la enfermedad.

La tasa de reintervención de la válvula aórtica a lo largo de 5 años fue del 3,2 por ciento para los pacientes con TAVR en comparación con el 0,8 por ciento con la cirugía. No obstante, la reintervención con la TAVR se asoció con una menor mortalidad que la cirugía. Los pacientes que se sometieron a la TAVR mediante un enfoque transfemoral (de la ingle al corazón) y los pacientes de cirugía a corazón abierto tuvieron mejores resultados que los pacientes que se sometieron a la TAVR realizada a través de una incisión en el área del pecho.

Para leer más