1 de junio de 2015

Recomiendan la extracción de más tejido durante la mastectomía

Recomiendan la extracción de más tejido durante la mastectomía
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La extracción de más tejido durante una mastectomía parcial podría evitar a miles de pacientes con cáncer de mama tener que someterse a una segunda cirugía, según concluye un estudio del Centro del Cáncer de Yale, en Estados Unidos, del que se informa en un artículo publicado en la edición digital de este sábado de 'New England Journal of Medicine' y que se presenta en la Reunión Anual 2015 de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, que se celebra en Chicago.

Cerca de 300.000 mujeres en Estados Unidos son diagnosticadas con cáncer de mama cada año y más de la mitad se someten a la cirugía conservadora de la mama con una mastectomía parcial para eliminar la enfermedad. Sin embargo, entre el 20 y el 40 por ciento de las pacientes que se someten a este procedimiento tiene "márgenes positivos" o células cancerosas que se encuentran en el límite de lo que se elimina.

La presencia de márgenes positivos a menudo conduce a una segunda cirugía para asegurarse de que no queda cáncer. El estudio de Yale exploró cómo retirar más tejido de todo el área alrededor del sitio del tumor durante la cirugía inicial --conocida como técnica de "afeitado de los márgenes de la cavidad" (CSM, por sus siglas en inglés)-- podría reducir la necesidad de una segunda cirugía.

En este estudio de 235 pacientes con cáncer de mama que van desde la etapa 0 a la etapa III, los cirujanos realizaron una mastectomía parcial como lo harían normalmente. Posteriormente, los pacientes fueron asignados aleatoriamente en el quirófano a una CSM adicional o no.

"A pesar de sus mejores esfuerzos, los cirujanos no pudieron predecir la ubicación del cáncer que estaba cerca del límite", explica el autor principal del estudio, el doctor Anees Chagpar, profesor asociado de Cirugía (Oncología) en la Escuela de Medicina de Yale y director del Centro de Cáncer en el Hospital Oncológico Smilow en Yale-New Haven.

"Realizar el afeitado de los márgenes de la cavidad reduce la tasa de positivo en el margen a la mitad, sin comprometer el resultado estético o elevar las tasas de complicaciones", añade este experto. Los pacientes en el estudio serán seguidos durante cinco años para evaluar el impacto de la técnica en las tasas de recurrencia.

"Este ensayo controlado aleatorio tiene el potencial de impactar enormemente en los pacientes con cáncer de mama --apunta Chagpar--. A nadie le gusta ir de nuevo a la sala de operaciones, sobre todo, los pacientes que se enfrentan a la carga emocional de otra cirugía".

Para leer más