22 de febrero de 2019

Fascitis plantar: Recomendaciones para evitar dolor en el talón

Fascitis plantar: Recomendaciones para evitar dolor en el talón
PIXABAY / FREE-PHOTOS - ARCHIVO

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los pies son una de las partes del cuerpo que más pueden sufrir por diversas patologías, que además pueden interferir de manera significativa en la calidad de vida de las personas que las padecen.

Una de ellas es dolor en el talón, que cada año sufren alrededor de dos millones de personas en alguna de sus formas, llamadas talalgias, ha informado el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV). El 10 por ciento de la población sufre dolor de talón, "una de las molestias que más dificultan la marcha e impiden caminar con normalidad", ha asegurado el organismo.

Entre las causas más comunes que lo producen destacan tener pies planos o, al contrario, con mucho arco plantar; tener el músculo tríceps sural retraído, común en corredores y en personas que abusen de zapatos de tacón elevados; el uso de un calzado inadecuado; y realizar actividad física o el padecer exceso de peso.

Las patologías más frecuentes asociadas al dolor de talón son la fascitis plantar; la atrofia de la grasa plantar o el atrapamiento del nervio de Baxter.

La fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar que causa talalgias plantares, según el Colegio Oficial de Podólogos de Asturias. El ICOPCV añade que el dolor es más agudo habitualmente durante los primeros pasos tras un periodo de descanso como puede ser al levantarse por la mañana. Con la actividad las molestias tienden a atenuarse, pero hay casos en los cuales el dolor se mantiene.

Por lo que se refiere a la atrofia de la almohadilla o grasa plantar, suele ser más común en pacientes con una media de 45 años, que sufren el deterioro de esta zona debido a causas que pueden ser de origen traumático, padecer diabetes o como efecto secundario de infiltraciones locales realizadas con corticoesteroides.

La menopausita también afecta por el cambio hormonal que experimenta la mujer en esa época, por la disminución de las hormonas relaxina y leptina, en concreto.

Por último, el atrapamiento del nervio de Baxter suele aparece con mayor frecuencia en deportistas como corredores de larga distancia, gimnastas o patinadores y comporta un desarrollo marcado del músculo aductor del dedo gordo del pie.

RECOMENDACIONES PARA EVITARLO

1. Visitar al podólogo periódicamente para realizar un estudio biomecánico y analizar si es necesaria la aplicación de algún tratamiento específico de compensación del peso en la realización de la pisada.

2. Utilizar un calzado adecuado. El Colegio de Podólogos de Andalucía define un buen calzado como aquel que "respeta la fisiología y la estructura de los pies, es decir, que se adapta tanto al largo como al ancho del pie". Recuerdan, además, que la correcta elección de un calzado para un niño en edad escolar es "muy importante para evitar lesiones y deformidades en edades adultas".

El ICOPCV recomienda no utilizar ni un calzado muy plano ni con un tacón excesivo: debería estar entre los dos y los cinco centímetros. Debe ser flexible y adaptarse al movimiento natural del pie.

De forma paralela, estirar los gemelos diariamente, con la rodilla totalmente extendida también resulta muy eficaz, según los podólogos valencianos. Aconsejan ayudarse de un escalón y dejar que sea el peso del cuerpo quien haga el trabajo.

3. Evitar el sobrepeso.

4. No llevar un estilo de vida sedentario e incorporar la actividad física en la rutina diaria.

Contador

Lo más leído